Colombia

Aumento de asesinatos y reclutamiento de niños, niñas y jóvenes en Colombia

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Bogotá, 2 de octubre – Docenas de niños, niñas y jóvenes han sido asesinados, mutilados y reclutados por grupos armados en un reciente aumento de violencia y disturbios civiles en Colombia, advierte Save the Children. La violencia está destrozando familias y comunidades, dejando un impacto duradero en niños, niñas y jóvenes.

Desde enero, el país ha sido testigo de 65 masacres, en las que han muerto 260 personas. A pesar de luchar también contra la pandemia de coronavirus, el nivel de violencia ha aumentado rápidamente: el número promedio de masacres mensuales se ha duplicado de cinco en la primera mitad del año a 11 en los últimos tres meses.

“Los guerrilleros empezaron a dispararnos porque pensaban que éramos soldados. La gente se escondía dónde podía, pero no dejaban de disparar ... Mi primo y yo estábamos heridos y nos permitieron subir a un bote para huir. Había sangre por todas partes y mi corazón latía con fuerza. No sentí dolor porque estaba muy asustado. Mi primo murió en el bote”, dijo José David *, de 19 años de Cauca.

Los niños y niñas están profundamente afectados por esta violencia, advierte Save the Children, y se informa que los adolescentes y los jóvenes se encuentran entre las víctimas. En agosto, cinco adolescentes murieron en el suroeste de Colombia, mientras, según informes, volaban cometas con sus amigos. Según Indepaz, la semana pasada al menos 25 personas fueron asesinadas en masacres en Arauca, Cauca y Nariño, sumándose a la de Samaniego de hace dos semanas en la que fueron asesinados ocho jóvenes.

“Vivir en una zona de conflicto es terrible, estamos acostumbrados a los disparos y las granadas, a escuchar en las noticias que estamos de luto por personas perdidas en otra masacre ... Todos los días me despierto con miedo de que me digan que un niño o niña de la comunidad murió en un enfrentamiento”, dijo Ángela, miembro del equipo de Save the Children en Nariño.

El aumento de la violencia coincide con un marcado aumento en el reclutamiento y la utilización de niños y niñas por parte de grupos armados, situación que los pone en peligro directo. El primer semestre de 2020 hubo un aumento de cinco veces en el número de niños y niñas reclutados en comparación con el mismo período del año pasado. Esta tendencia preocupante se debe en parte a la pandemia del coronavirus: a medida que las escuelas y otros servicios de protección han cerrado, los niños y niñas se han convertido en un objetivo más fácil para los grupos armados.

Save the Children advierte sobre el impacto devastador que tiene el reclutamiento en los niños y niñas, muchos de los cuales son víctimas de abusos, presencian asesinatos y violencia sexual, se ven obligados a cometer actos de violencia y son arrancados de sus comunidades y hogares. Es vital que reciban apoyo para afrontar sus experiencias y reintegrarse a la sociedad, para evitar daños psicológicos inmediatos o duraderos.

María Paula Martínez, Directora de País de Save the Children en Colombia: “Hemos convivido con grupos armados ilegales durante más de 60 años en Colombia, y tenemos la obligación de proteger a nuestros niños, niñas y jóvenes de los flagelos de la guerra. Los niños y niñas no deben ser testigos de ningún tipo de violencia y, ciertamente, no deben ser obligados a participar activamente en ella. Las masacres y el reclutamiento de niños y niñas reflejan una grave violación de los derechos de la niñez y la juventud en Colombia. Una respuesta rápida y concertada de las autoridades, la sociedad civil y las comunidades es fundamental para detener esta guerra contra los niños y niñas”.

Save the Children advirtió que los niños y niñas que viven en las áreas impactadas por el conflicto armado están en extrema necesidad de protección, y se deben tomar medidas para abordar y prevenir la violencia que ha azotado a Colombia durante décadas. La organización también insta al gobierno a investigar las masacres y pedir cuentas a los perpetradores.

La organización brinda soporte psicológico a niños, niñas y jóvenes desplazados y difunde mensajes de protección a través de canales virtuales, promoviendo la prevención de la violencia y otros temas clave. Para apoyar a los niños y niñas que no asisten a la escuela debido a COVID-19, Save the Children también ha desarrollado programas de aprendizaje virtual, ha distribuido 10,000 kits escolares y 4,500 kits de 'quedarse en casa' que contienen materiales educativos y recreativos, y lanzó un programa de radio educativo semanal para ayudar a los niños y niñas a aprender desde casa y reducir el riesgo de deserción escolar.

FIN

********

Notas para editores

• Una masacre se define aquí como el asesinato de tres o más personas en un solo acto de asesinato, según el regulador local de conflictos Indepaz.

• La Coalición contra la vinculación de niños, niñas y jóvenes al conflicto armado en Colombia (COALICO) reportó 190 casos de reclutamiento y uso de niños y niñas, incluidos venezolanos, por parte de grupos armados ilegales entre el 1 de enero y el 30 de junio, en comparación con 38 casos en el mismo período en 2019.