Colombia

Así se construye paz desde el Pacífico caucano

Cerca de cincuenta firmantes de la paz e integrantes de la comunidad vecina, están convirtiendo a Guapi, Cauca, en un nodo de reincorporación y construcción de Paz reconocido en el suroccidente colombiano.

“El pacífico es maravilloso, tiene la naturaleza y la alegría juntas, pero cada cosa que hacemos acá es complicada, porque estamos aislados del mundo. Podrán imaginarse las dificultades que tenemos que afrontar para hacer funcionar una iniciativa productiva”, dice ‘Cholo’, representante de la Cooperativa ASOEMPREPAZ, una organización que agrupa excombatientes de FARC-EP e integrantes de la comunidad en un proyecto de cría y comercialización de pollos de alta calidad en Guapi, Cauca.

Y es que solo existen dos formas para llegar a Guapi desde el resto de Colombia, un viaje en lancha de cinco horas partiendo del puerto de Buenaventura, bordeando toda la costa pacífica caucana, o un avión proveniente de Popayán o Cali, atravesando el Parque Nacional Natural Munchique.

“Los polluelos, incluso cuando son tan pequeños que caben en la palma de la mano, deben realizar un largo recorrido desde una finca en el Valle del Cauca hasta Guapi. Ni bien salidos del huevo, los pollos ya están viajando en avión para llegar acá”, asegura “Cholo” mientras sostiene una de las aves de corral, la cual debió realizar el extenso viaje de más de 300 kilómetros desde una finca avícola en Palmira hasta el predio de la cooperativa en Guapi, cuando solo contaba con cinco días de nacida.

Además de ASOEMPREPAZ, hay otra cooperativa de comunidad y excombatientes en Guapi que se llama ASOBALSITAS, que actualmente es la encargada de una iniciativa piscícola en una vereda a cinco horas en lancha de la cabecera municipal, y que planea, en un futuro cercano, emprender un proyecto avícola en su territorio. Ambas organizaciones agrupan a cerca de cincuenta firmantes de la paz e integrantes de la comunidad, convirtiendo a esta municipalidad en un nodo de reincorporación y construcción de Paz reconocido en el pacífico colombiano.

Junto a estas iniciativas hay un grupo de organizaciones amigas que acompañan este proceso, como la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) y Paso Colombia.

Ambas organizaciones son beneficiarias de fondos Extra-Budget gestionados por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, para impulsar sus emprendimientos.

Construyendo sueños de paz

“Acá estamos trabajando día a día para sacar nuestros sueños adelante y construir un nuevo futuro para nosotros y nuestras familias, en medio de muchas adversidades” afirma ‘Cholo’, quien durante años transitó toda la costa pacífica, surcando sus innumerables esteros, desembocaduras y pueblos recónditos. Él y sus compañeros en proceso de reincorporación pasaron de vivir el día a día del conflicto armado a enfocarse en el cuidado, suministro de alimento y la manutención de los pollos de engorde pertenecientes a la cooperativa.

Más de tres centenares de aves de corral actualmente hacen parte de la iniciativa, separadas por edades y monitoreadas cuidosamente por cada uno de sus integrantes. Ahora, además de esa dedicada atención, contarán con los materiales suministrados por la Misión de Verificación y el PNUD, que les permitirán a sus asociados producir el alimento diario que requieren para la producción del alimento, reduciendo los costos de la cría y engorde de las aves, mejorando sustancialmente su rentabilidad.

“Hay un enorme reto en el acompañamiento a estas cooperativas, por esta razón poder brindarles recursos físicos para apoyar sus iniciativas y permitirles fortalecerse, es un gran logro. Para cada persona que hace parte de este proceso es motivo de inmensa alegría poder recibir materiales que servirán de peldaños para alcanzar sus anhelos”, menciona Hada Guay, oficial de terreno de la Misión ONU, momentos antes de la entrega de insumos a ASOEMPREPAZ y ASOBALISTAS.

El fortalecimiento

Los afiliados a la cooperativa ASOEMPREPAZ recibieron un molino triturador que les permitirá fabricar directamente el concentrado que requieren sus pollos de engorde, permitiéndoles ser competitivos a nivel comercial. “La idea que tenemos es convertirnos en proveedores de la industria turística, para ello es necesario crear el alimento de nuestros pollos, asegurando su alta calidad y disminuyendo el precio”, menciona ‘Cholo’, mientras apoya en las labores de descarga de la maquinaria, cuidadosamente ubicada en el Helicóptero MI-8 de Naciones Unidas.

Otros dos insumos fueron adquiridos con los fondos Extra-Budget aportados por los países donantes y gestionados conjuntamente por la Misión de Verificación y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, se trata de una canoa y un motor destinados a la Cooperativa ASOBALSITAS. Estos materiales permitirán a sus integrantes consolidar una iniciativa que articula la comercialización piscícola y también, el próximo desarrollo de un espacio para pollos de engorde, convirtiéndose muy seguramente en la segunda cooperativa avícola de Guapi.

“Lo que está pasando acá es algo muy valioso para la paz de la región. No solo porque están brindando materiales para las iniciativas de los firmantes de la paz, sino que también se utiliza nuestra mano de obra para su construcción. Es una doble vía para ayudar”, menciona ‘Sastre’, otro firmante de la paz, quien actualmente emprende una iniciativa personal de fabricación de botes y el encargado de construir la barca para sus compañeros de ASOBALSITAS.

Para la manufactura del bote, realizada totalmente en fibra de vidrio, ‘Sastre’ siguió rigurosamente las especificaciones propias de la navegación por los ríos y esteros del pacífico caucano, demostrando la confianza que se tiene en los reincorporados para la fabricación de productos en los territorios: “Fue muy valioso que las organizaciones amigas de la paz, como las Naciones Unidas, hayan confiado en mi trabajo y que nos podamos apoyar entre todos para sacar la reincorporación adelante”, aseguró con orgullo mientras entregaba oficialmente la embarcación.

Un poco de nuestra historia

Desde 2017, la Misión de Verificación de la ONU en Colombia realiza misiones constantes al municipio de Guapi, en el Pacífico Caucano. Durante un primer momento, las actividades se centraron en la divulgación del mandato de la Primera Misión, relativo al cese al fuego y la dejación de armas, además del funcionamiento del Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MM&V). Posteriormente, fue sede temporal del mandato de seguimiento de Cese al Fuego Bilateral entre el Gobierno y el ELN​. Desde 2018, la Misión de Verificación, junto con organizaciones amigas del acuerdo de Paz, viene realizando un seguimiento constante de la reincorporación económica, política y social de los excombatientes, y de las garantías de seguridad de los exintegrantes de FARC-EP, sus familias y las comunidades en este municipio del pacífico caucano.

Por: Daniel Sandoval Oficial de Información Pública - regional Popayán Misión de Verificación de la ONU en Colombia