Chile

Incendio Valparaíso: $495 millones en subsidios y 1.300 viviendas provisorias han sido entregados a un mes de la tragedia

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Los habitantes de Valparaíso habían sufrido antes los embates de algunos incendios forestales, sin embargo ninguno como el que afectó los cerros del puerto durante la tarde del pasado 12 de abril. Casi un mes ha pasado de la tragedia que cobró la vida de 15 personas, que consumió 965,2 hectáreas, destruyendo cerca de 3 mil casas, y aunque ya se controló la emergencia, las autoridades señalan que hoy la zona se encuentra en un proceso de "transición".

Según las últimas cifras recogidas a través de la Encuesta Unica Familiar (EFU) hecha por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, de las 3.300 viviendas que se encontraban en la zona siniestrada, cerca de un 75% de ellas quedaron inhabitables; un 5% quedó en estado recuperable y un 20% no presentó daño con el incendio.

Sin embargo, poco a poco los afectados han retomado sus actividades, con el fin de olvidar aquellos días en que las llamas devoraron todo lo que había a su paso. La postal de los cerros envueltos por el fuego y la gente escapando quedará por un tiempo en la memoria colectiva, y aunque esto pasará, el gobierno se comprometió a normalizar la situación a través de la intendencia y la municipalidad, entidades que hoy trabajan en conjunto con Andrés Silva, delegado presidencial a cargo de la reconstrucción de esta ciudad.

En conversación con La Tercera, Silva explicó que tras el incendio se planificó trabajar en tres etapas. La primera buscó enfrentar los primeros impactos ocasionados por la catástrofe: extinguir el fuego por completo, albergar a los damnificados, entregar ayuda de vestuario y realizar un proceso de recolección de escombros y despeje de las zonas, el cual continuará por tres meses más a cargo del cuerpo militar de trabajo. Estas labores -en las que se han invertido mil millones de pesos- buscan evitar eventuales lluvias o aluviones.

El intermediario con el gobierno central señaló que en la actualidad Valparaíso se encuentra en un periodo de "normalización, donde se está ayudando a las personas con medidas transitorias para que puedan tener una vivienda provisoria, a la espera de una definitiva, por su puesto también ha estado la entrega de subsidios de acogida, de arriendo, de enseres y las viviendas de emergencia", puntualizó.

AYUDA ENTREGADA A UN MES DEL INCENDIO

Esta semana comenzó la entrega de los distintos subsidios que el gobierno prometió a los damnificados por el incendio. Respecto a esto, el intendente Ricardo Bravo dijo a este medio que se están distribuyendo entre los afectados que han presentado los antecedentes correspondientes, entre ellos la Encuesta Familiar Unica (o ficha EFU).

-Subsidio de acogida: este beneficio consiste en $100.000 -que es pagado a la persona que hospeda a los afectados- y para obtenerlo, los afectados deben entregar una declaración jurada de las personas que los están recibiendo. Según el último informe dado por los organismos de la región, se han entregado 120, equivalentes a 12 millones de pesos.

-Subsidio de arriendo: tiene un valor de $150.000 y se puede conseguir con una copia del contrato que certifique que hay un arriendo de por medio. Esto se paga directamente al arrendador del damnificado, y hasta ahora se han distribuido 54, lo que significa que se han destinado 8 millones 100 mil pesos en este ítem.

-Subsidio de enseres: esta ayuda se entrega a las familias para que compren todos los bienes que consideren necesarios para equipar sus hogares, a la espera de obtener una residencia definitiva. Hasta ahora, 475 familias han recibido esta ayuda, es decir, 475 millones de pesos se han destinado para ello.

Haciendo un recuento de estos datos, hasta el 8 de mayo, el gobierno ha repartido $495.100.000 en subsidios -que han sido depositados en cuentas RUT-, a lo que se suman las 1.338 viviendas provisorias que se le han pasado al municipio para que las entregue a los damnificados. De éstas se han levantado alrededor de 900; se han distribuido 671 kits de aislación para casas y se han hecho 54 aportes de servicios básicos.

Si bien éste último se deposita una sola vez, los otros subsidios "no tienen límite de plazo para ser entregados y se hará por el tiempo que sea necesario", aclaró Bravo, añadiendo que los organismos de asistencia social que están a cargo de la entrega de estas ayudas "son muy estrictos con la revisión de la información que las personas llevan, con el fin de evitar que hayan falsos beneficiados. Por lo mismo, también tenemos un registro fotométrico, con el que se puede ver cómo era la zona donde estaban las casas antes y después para verificar que la vivienda quemada estaba allí. Se hace un cruce de información con las cuentas de luz y agua. Junto a esto, el Registro Civil está encargado de verificar la identidad de cada uno de los beneficiarios", explicó la autoridad regional.

VIVIENDAS DE EMERGENCIA Y LOCALIZACION

Un obstáculo que han enfrentado los equipos de ayuda ha estado relacionado con el proceso de levantamiento de los hogares provisorios, dado que la instalación de una sola vivienda tarda cerca de dos días. De las cerca de 1.300 casas que se han entregado a las familias damnificadas, 900 han sido armadas, sin embargo no todas cuentan con las terminaciones y aislantes correspondientes.

Debido a esto, el delegado Andrés Silva dijo a La Tercera que "desde este fin de semana, el cuerpo militar del trabajo comenzará un trabajo de reparación y mejoramiento de las viviendas de emergencia que ya han sido entregadas. Sobre todo se revisarán aquellas casas que fueron levantadas por los mismas personas damnificadas, o donde colaboraron voluntarios. De esta manera, se revisará si cuentan con todos los sistemas de y kits de emergencia", indicó.

Respecto a los lugares donde se están localizando las primeras viviendas provisorias, ambas autoridades señalaron que el proceso se está llevando a cabo en los lugares donde estaban originalmente los inmuebles siniestrados. Sin embargo, hay zonas en las que no se pueden ubicar mediaguas, debido a que no presentan las condiciones de seguridad necesarias para que las familias se instalen.

"Las zonas seguras y habitables y las zonas de riesgo están especificadas en los elementos del plano de planificación territorial que ya existe y por tanto, las casas que se están entregando se instalarán en las zonas que estén aptas. Hay zonas donde se pueden hacer obras y el riesgo se puede mitigar a través de trabajos y se pueden habitar, sin embargo hay otras que no, y un ejemplo son las quebradas. Hay personas que tienen título de dominio allí o que en su momento compraron lotes. En esos casos el gobierno les va a ofertar y les va a dar otras alternativas de instalarse en otros lugares y ojalá con el fin de dejarlas próximas a estos lugares. Nosotros vamos a dar las alternativas para que las familias tengan la libertad de elegir. En definitiva nuestra labor no pasa por prohibir, sino por entregar las alternativas habitacionales a esas familias para que puedan relocalizarse", enfatizó Silva.

RECONSTRUCCION DEFINITIVA

En paralelo a las acciones realizadas hasta el momento, el gobierno ha iniciado la elaboración de un plan de reconstrucción definitivo participativo, el cual se ha hecho en base a los principios de seguridad, equidad y desarrollo, y que contempla a su vez tres escalas de intervención: la ciudad, el barrio y la vivienda.

Con respecto a la escala ciudad se considerarán dos lineamientos esenciales: por una parte el saneamiento ambiental como estrategia territorial de desarrollo sostenible, y por otra la infra-estructuración y/o habilitación del territorio urbano, mejorando de este modo las condiciones de accesibilidad y conectividad del área afectada, y en consecuencia, de la ciudad en su conjunto como medidas tendientes al desarrollo y la inclusión social.

En cuanto al esquema del barrio, se considerarán los principios de seguridad y equidad como mandantes, debido a que una parte importante de las zonas afectadas se encuentran en zonas de riesgo. En tanto, la escala de vivienda, se implementarán una serie de alternativas habitacionales definitivas destinadas a todos los afectados, tomando la seguridad como elemento fundamental.

Respecto a los plazos estimados para este proceso, el delegado presidencial dijo que "debido a la magnitud de esto y los daños mayores que hubo, la Presidenta Bachelet ya comunicó antes que la reconstrucción de en los cerros de Valparaíso puede tardar los cuatro años de gobierno. Ahora, esto no quiere decir que todas las personas tengan que esperar los cuatros años, ya que hay situaciones que se pueden solucionar antes, de hecho ya hay 60 familias damnificadas que estaban en algún grado de postulación y ya tienen su vivienda definitiva, por otro lado hay otras familias que están recibiendo los subsidios de arriendo o subsidio y por tanto, esas familias también van a resolver su situación rápidamente. Además, durante los próximos días el gobierno anunciará subsidios que serán destinados a atender la situación de las familias, que resguardará que los terrenos cumplan con las condiciones de seguridad", finalizó Silva.