Chile

Chile: 48 incendios dejan 1 muerto y 24.000 hectáreas arrasadas por las llamas

Source
Posted
Originally published
Origin
View original

El fuego amenaza al glaciar en Torres del Paine, pese al control de cuatro de seis focos del siniestro en la Patagonia chilena, principal destino turístico

SANTIAGO DE CHILE.- El gobierno decretó alerta roja en Chile por 48 incendios forestales que han consumido más de 24 mil hectáreas, mientras el fuego amenaza al glaciar en Torres del Paine, pese al control de cuatro de seis focos del siniestro en la Patagonia chilena, principal destino turístico.

Al episodio en la zona austral se sumó un siniestro en Quillón, región del Biobio (500 kilómetros al sur de la capital) que en sólo horas consumió 10 mil hectáreas, 100 viviendas y las instalaciones de la Celulosa Arauco (Celco), del holding Angelini, uno de los más poderosos grupos económicos el país.

El presidente Sebastián Piñera, que encabezó el comité de coordinación en la Oficina Nacional de Emergencia, explicó que "enfrentamos 48 incendios, 13 de ellos están extinguidos, 20 están en situación de combate controlado y 15 incendios están todavía activos. Anunció que junto a los ministros del Interior y Seguridad Pública y de Vivienda, recorrerán hoy las zonas afectadas en la región del Bio Bío.

El mandatario explicó que "hay tres regiones con alerta roja: Magallanes, en la provincia de Ultima Esperanza, y también algunas comunas en la región del Bío Bío y en la región del Maule. Adicionalmente, tenemos ocho regiones con distintos tipos de alerta por materia de incendios"

Sobre la situación que afecta al Parque Nacional Torres del Paine, confirmó que actualmente son "12.795 hectáreas las que han sido afectadas por el incendio. Dos tercios corresponden a estepas y praderas, y un tercio a bosque nativo. En este instante tenemos 753 brigadistas combatiendo el fuego".

Aprovechó para agradecer la ayuda de países vecinos, como el caso de Argentina y Uruguay, y ratificó que "tenemos todos los helicópteros y aviones necesarios, que han operado con mucha dificultad, por las condiciones climáticas".

De los seis focos de incendio en el Parque Nacional, cuatro se encuentran en proceso de control, aunque Piñera advirtió que podrían producirse tener nuevos eventos debido a las condiciones climáticas "adversas".

"Los otros dos focos de incendio no se están expandiendo, pero todavía tenemos que trabajar para llegar a una situación de control", indicó.

Adelantó que se están tomando todas las medidas necesarias para poder iniciar "un proceso de reapertura parcial del parque, ojalá a partir del miércoles próximo".

"Nos vamos a tomar 48 horas de precaución para velar, vigilar y poder observar la evolución de los focos de incendio mencionados, pero la apertura parcial del parque se iniciaría en el sector norte, es decir, la zona que corresponde a la Laguna Azul, la Laguna Amarga, el Valle Ascencio".

Camilo Pedreros, guía turístico de Torres del Paine, valoró la decisión gubernamental y dijo que a partir de ahora habrá que "empezar a desarrollar todos los productos de nuevo, mitigar los daños y convencer a la gente de que visite el parque nuevamente y que acceda a venir, a pesar de que no vayan a ver las cosas que se les vendieron en primera instancia".

Liliana Kusanovic, dueña de la Hostería Las Torres, aseguró que "toda la entrada por Laguna Amarga no corre ningún peligro y está bastante alejada del incendio, entonces, para todas las personas que quieren ir al parque, pueden ir sin ningún problema por el camino tradicional, de Cerro Castillo, y pueden recorrer toda la parte norte de Parque, que es gran parte del Parque, y donde están los atractivos mayores", opinó.

Piñera también abordó los incendios de las comunas de Florida y Quillón, en la región del Bío Bío, dijo que "ahí tenemos dos focos. El primero es el incendio en la zona de Pichiqueime, que ya significó, desgraciadamente, la pérdida de la vida de un adulto mayor que no quiso evacuar el lugar. Por otra parte, hemos tenido efectos sobre la población: más de 100 viviendas quemadas y plantas industriales comprometidas".

Anunció que viajaba hoy a la zona y que los esfuerzos se concentraban en restablecer la conectividad.

"Hemos dispuesto la evacuación de más de 500 personas. Además, contamos con la presencia y trabajo de más de 529 brigadistas que están combatiendo el fuego. En estos momentos son cerca de 10 mil hectáreas las que han sido consumidas por el fuego. Estamos trabajando para que no siga expandiéndose".