Brasil: nuevos puestos de atención restablecen el contacto de migrantes con sus familiares

Report
from International Committee of the Red Cross
Published on 22 Oct 2019 View Original

Es una mañana más de altas temperaturas en Boa Vista, capital de Roraima. Yorbelis Cumuxchina coloca a su bebé en una bañera de plástico debajo de los árboles, para intentar aliviar el calor, mientras espera para comunicarse telefónicamente con su sobrina, que vive en Manaus. Como tantos migrantes que llegan a Brasil diariamente, intenta adaptarse al nuevo país y, así, disminuir la nostalgia que sienten quienes están lejos.

Yorbelis forma parte de las decenas de personas migrantes que se benefician del programa de Restablecimiento del Contacto entre Familiares (RCF) en el refugio San Vicente II, uno de los nuevos puestos del servicio en Roraima, Estado de Brasil, en la frontera con Venezuela. Pensando en personas en situaciones como la de Yorbelis, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) promueve acciones de RCF en todo el mundo, con el objetivo de volver a conectar entre sí a los familiares que perdieron el contacto por diferentes razones, entre ellas, la migración.

La oportunidad de compartir sus planes con alguien cercano reconfortó a Yorbelis: "Le dije a mi sobrina que solo pienso de aquí hacia adelante, tengo una familia para cuidar", resalta la venezolana, que migró con su bebé José y otros dos hijos. Anteriormente, había intentado, sin éxito, comunicarse con sus padres, que "viven en una zona rural; la comunicación es muy difícil, todavía no logré hablar con nadie de allá", explica con nostalgia.

En el mismo refugio, se encuentran Elvis Sasa, Betzamar Sira y el pequeño Santiago, hijo de la pareja. Los integrantes de esta familia también estuvieron varios días sin contacto durante el viaje que Betzamar realizó, acompañada por su hijo, hasta que, la semana pasada, pudo reencontrarse con su marido, que ya estaba en Boa Vista. Desde que llegó, Elvis usa el servicio de RCF para llamar a su casa. La última vez que se comunicó, quería noticias de su hijo de 10 años que recientemente fue operado de apendicitis. Cuenta que el pequeño no pudo acompañarlo a Brasil y, por eso, se quedó con la abuela paterna.

Estación de autobuses

La estación de autobuses de Boa Vista también tiene un nuevo puesto que ofrece servicios de RCF del CICR desde septiembre. Centenares de migrantes aguardan en el lugar, compartido por varias organizaciones humanitarias, para emitir documentos, recibir alimentos y entrar en contacto con sus familiares.

"Hablé con mi madre, a quien amo tanto... Hace algunos días que no hablaba con ella; esperé para llamarla hasta que ya tuviera todos mis documentos", se emociona Robert Catalano. Espera conseguir un buen trabajo y saber dónde vivirá para contárselo a la familia la próxima vez que los llame.

De acuerdo con el jefe de la oficina del CICR en Boa Vista, Fernando Fornaris, la organización ya atendió a personas migrantes que caminaron hasta 10 km para intentar conversar con sus seres queridos que están en otras ciudades y países. Resalta que, desde agosto, el número de puestos de atención de servicios de RCF pasó de tres a diecisiete, con el objetivo de ofrecer más alternativas para mantener contacto con los familiares. "La ampliación del trabajo de RCF en Roraima es una manera de acercarnos a la población migrante, de la misma forma que nuestros servicios intentan reducir la distancia entre ellos y sus familiares", destaca.

El CICR inició el programa de RCF en Brasil en julio de 2018, en Pacaraima, Estado de Roraima, ciudad brasileña en la frontera con Venezuela. Desde entonces, los migrantes realizaron más de 230 mil llamadas a sus familiares residentes en otras ciudades brasileñas en el exterior. Solo en el mes de septiembre, se realizaron cerca de 1.300 llamadas por día en los 17 puestos existentes en el Estado.

Restablecimiento del Contacto entre Familiares (RCF)

En todo el mundo, muchas personas se ven afectadas por desastres naturales, conflictos y violencia armada, contextos de migración y otras necesidades humanitarias. Con todo este sufrimiento, tal vez una de las principales angustias sea la separación de los familiares y la incertidumbre sobre lo que pudo haber sucedido con un ser querido. En este contexto, el CICR considera necesario hacer todo lo posible para saber el paradero de las personas buscadas y restablecer el contacto con sus familiares.

El CICR ofrece la posibilidad de restablecer y mantener el contacto entre familiares por medio de servicios gratuitos, confidenciales y estrictamente humanitarios. Puede realizarse a través de llamadas telefónicas, acceso a internet, recarga de teléfonos celulares y solicitudes de búsqueda.