Actualización Epidemiológica - Fiebre amarilla - 20 de marzo de 2018

Resumen de la situación en las Américas Entre enero de 2016 y el 13 de marzo de 2018, siete países y territorios de la región de las Américas notificaron casos confirmados de fiebre amarilla: El Estado Plurinacional de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana Francesa, Perú y Suriname. Durante este periodo se notificó el mayor número de casos humanos y epizootias registradas en la Región de las Américas en varias décadas.

Desde la última Actualización Epidemiológica de Fiebre Amarilla publicada por la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/ OMS) el 16 de febrero de 2018, Brasil y Perú han notificado casos nuevos de fiebre amarilla. A continuación, se presenta un resumen de la situación en ambos países.

En Brasil, entre el 1 de julio de 2017 y el 13 de marzo de 2018 se notificaron 920 casos humanos confirmados de fiebre amarilla, incluidos 300 fallecidos, cifra superior a lo reportado en el mismo periodo del año anterior (610 casos confirmados con 196 fallecidos). En las últimas cuatro semanas (20 de febrero a 13 de marzo) se notificaron 375 casos confirmados, incluidas 136 defunciones. Al comparar la epicurva de ambos periodos (2016/2017 y 2017/2018) se observa que en ambos el mayor incremento es en la semana epidemiológica (SE) 3. En el periodo 2017/2018 se observa una segunda elevación en la SE 7 probablemente relacionada al feriado del carnaval que propició un amplio desplazamiento interno de personas hacia áreas donde está ocurriendo transmisión selvática. (Figura 1).

En relación con el lugar probable de infección de los casos confirmados, corresponde en orden decreciente a los estados de Minas Gerais (415 casos, incluyendo 130 defunciones), São Paulo (376 casos, incluyendo 120 defunciones), de Rio de Janeiro (123 casos, incluyendo 49 defunciones), Espirito Santo (5 casos, sin defunciones) y el Distrito Federal (1 caso fatal).

El aumento significativo de casos en el periodo estacional 2017/2018 (julio a mayo) se observa principalmente en los estados de São Paulo y Rio de Janeiro donde los casos se registraron en áreas cercanas a las grandes ciudades y con alta densidad poblacional. En efecto, el número de municipios notificando casos humanos confirmados en la estación 2017/2018 es mayor (169) al del periodo anterior (118). Adicionalmente, la población residente en estos municipios en el periodo 2017/2018 es mayor comparada con la población de los 118 municipios afectados en el periodo anterior (32 millones vs 8,9 millones).

Adicionalmente, desde la Actualización Epidemiológica anterior, el número de casos confirmados de fiebre amarilla en viajeros internacionales no vacunados, ha aumentado alcanzando un total de 11. Estos casos según país de residencia, se distribuyen de la siguiente manera: uno en Francia, y uno en los Países Bajos, ambos con antecedente de estadía en municipios en Brasil considerados a riesgo para fiebre amarilla y donde se ha evidenciado la circulación del virus previamente; cuatro en Argentina, tres en Chile, uno en Rumania y uno en Suiza, con estadías en Ilha Grande, municipio de Angra do Reis en el estado de Rio de Janeiro (nueve casos), municipios de Mairiporã y Atibaia en el estado de São Paulo (un caso), y el municipio de Brumadinho en el estado de Minas Gerais (un caso).

Hasta la fecha, no hay evidencia de que el Aedes aegypti esté implicado en la transmisión. Sin embargo, el Ministerio de Salud de Brasil informó sobre la detección del virus de la fiebre amarilla en Aedes albopictus capturados en el área rural de dos municipios (Ituêta y Alvarenga) del estado de Minas Gerais en 2017, a través de una investigación realizada por el Instituto Evandro Chagas. El significado de estos hallazgos requiere una investigación posterior particularmente para confirmar la capacidad del vector para la transmisión.

En relación con las epizootias en Brasil, entre el 1 de julio de 2017 y el 13 de marzo de 2018 se notificaron 4.847 epizootias, de las cuales 617 fueron confirmadas para fiebre amarilla. Las epizootias están ocurriendo en áreas muy cercanas a grandes zonas urbanas como São Paulo y Rio de Janeiro.

El estado con el mayor número de epizootias confirmadas es São Paulo (Figura 2), aunque también se confirmaron epizootias en los estados Espirito Santo, Mato Grosso, Minas Gerais, Rio de Janeiro y Tocantins.

En el mapa (Figura 3) se muestra el avance de la onda epizoótica hacia el suroeste del estado de São Paulo. De repetirse el mismo patrón observado una década atrás, cuando la onda epizoótica que había afectado el sudeste y sur de Brasil alcanzó posteriormente a Argentina y Paraguay, la onda epizoótica actual podría llegar a esos países. Sin embargo, el cambio de la temperatura esperada para el otoño podría retardar la velocidad de la diseminación geográfica a partir de ahora y hasta junio.

En el segundo mapa (Figura 4) se muestra la comparación entre las municipalidades con epizootias confirmadas durante el periodo 2016/2017 y aquellas registradas durante el periodo 2017/2018. En este último periodo las epizootias ocurrieron en 27 entidades federales, incluso en municipios que anteriormente se consideraba que no estaban a riesgo para fiebre amarilla. Esto evidencia la diseminación continua de las epizootias, en las cuales se observó un progreso de 2,6 kilómetros por día en algunas áreas del estado de São Paulo en el último trimestre de 2017.

Como parte de la respuesta al brote, las autoridades del nivel federal y estadual están llevando a cabo campañas de vacunación masiva a fin de inmunizar a la población susceptible en 77 municipios seleccionados de los estados de Río de Janeiro (15 municipios), São Paulo (54 municipios) y Bahía (8 municipios). Hasta la SE 10 de 2018, los resultados preliminares de la campaña masiva de vacunación contra fiebre amarilla indican que fueron vacunadas contra la fiebre amarilla 8,8 millones de personas en São Paulo, 6,9 millones en Río de Janeiro y 1,8 millones en Bahía, lo que representa el 94,97%, el 68,52% y el 54,37% de cobertura de vacunación, respectivamente.

En Perú, entre las SE 1 y 9 de 2018, se notificaron 22 casos de fiebre amarilla, 8 de los cuales fueron confirmados por laboratorio y los 14 restantes se encuentran en investigación. Esta cifra es superior a la registrada en el mismo periodo de 2017 cuando se notificaron 5 casos confirmados de fiebre amarilla en 2 departamentos (2 en Amazonas y 3 en Ayacucho).

En 2018, la mayoría de los casos corresponden a residentes del Distrito Callería, provincia Coronel Portillo en el departamento de Ucayali, área considerada de riesgo para fiebre amarilla.