Bolivia

El Derecho Humano a la Alimentación en Bolivia: Informe de la Misión

Format
Analysis
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

INTRODUCCIÓN

Cada día casi mil millones de personas padecen hambre en el mundo. Esta cantidad es significativamente más elevada que antes de la crisis en el precio de los alimentos que tuvo lugar en 2008 y es más alta que la que se estableció como objetivo durante la Cumbre Mundial sobre la Alimentación en 1996. Los objetivos allí trazados preveían para 2015 una reducción a la mitad de las personas que padecen de hambre. No sólo la comunidad internacional no consiguió alcanzar ese modesto objetivo, sino que hemos tenido un retroceso, lo cual nos obliga a preguntarnos qué hicimos mal.

Bolivia es un país que presume de tener un nuevo gobierno consagrado al avance social. Ese país goza también de un incremento en los ingresos del Estado provenientes de los ingresos del petróleo y el gas y tierra productiva suficiente para alimentar a su población. Y aun, las Naciones Unidas informan que Bolivia todavía registra uno de los más elevados niveles de hambre en América del Sur. Derechos y Democracia espera que este informe ofrecerá algunas reflexiones útiles sobre las razones del hambre en Bolivia y acerca de cómo una perspectiva de derechos humanos podría brindar algunas soluciones.

La misión de evaluación a Bolivia fue la cuarta de una serie de misiones emprendidas por Derechos y Democracia. Los objetivos de la serie de misiones fueron en dos aspectos: primero, evaluar el hambre y la inseguridad alimentaria en Bolivia desde una perspectiva de derechos humanos; y segundo, realizar recomendaciones prácticas tanto para el gobierno como para la sociedad civil.

Este informe fue redactado en un esfuerzo de colaboración. Queremos hacer llegar nuestro más profundo aprecio a los miembros de la delegación de la misión y a sus organizaciones, tanto nacionales como internacionales. Queremos hacer un reconocimiento especial a la contribución de la Coordinadora de Integración de Organizaciones Económicas Campesina de Bolivia (CIOEC), nuestra organización asociada, sin la cual no habría podido llevarse a cabo nuestra misión. Queremos también hacer llegar nuestra gratitud a la Fundación Tierra, que coordinó la visita a Santa Cruz y al Instituto de Formación Fémina Integral que organizó la visita a Cochabamba. La Unidad de Derecho a la Alimentación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) brindó su apoyo técnico a esta misión.

Los miembros de la misión de evaluación desean hacer llegar su especial agradecimiento a las numerosas comunidades e individuos entrevistados a lo largo de nuestra estancia en Bolivia. Su sinceridad y comprensión inspiraron este informe. Derechos y Democracia espera con toda sinceridad que los resultados de la misión sirvan como una contribución utilizable en el valioso trabajo que están realizando ya el Gobierno de Bolivia, sus colaboradores internacionales y las numerosas organizaciones de la sociedad civil que se encuentran comprometidas con el servicio a su país.