Bolivia

Bolivia: Palabras del Presidente de la Republica, Carlos D. Mesa Gisbert, y del Alcalde de El Alto, Jose Luis Paredes

Source
Posted
Originally published
PRESIDENTE CARLOS MESA.- He invitado aquí, a Palacio de Gobierno en esta noche, al Alcalde de la ciudad de El Alto, don José Luis Paredes, porque la gravedad extrema de la situación que está viviendo El Alto y La Paz, en el contexto de la gravedad extrema que está viviendo el país, nos obligan a una reflexión sobre la base de una política permanente que hemos seguido a lo largo de todo nuestro gobierno, y que vale en estas =FAltimas horas en las que estoy en el Palacio de Gobierno y al mando del país.

Una política de diálogo y una política de paz. Una política de paz que se basa en un argumento fundamental, que es el respeto a la vida y a los derechos humanos.

Yo soy consciente, plenamente consciente, de que la ciudadanía boliviana está planteando la necesidad del establecimiento del orden, incluso en la posibilidad de que ese establecimiento del orden se tenga que ejercitar con violencia.

Yo quiero repetirle a mi país, que en el contexto en que estamos, la acción de las fuerzas del orden que puede generar muertes, que puede generar sangre, será una acción que probablemente no termine de resolver los problemas de la coyuntura por la violencia, y que llevará a que quienes han pedido y piden hoy que yo ejercite el orden con la violencia, me acusen luego, a mi, de ser el responsable del derramamiento de sangre, y yo tenga que cambiar lo que es una filosofía de vida, que sé, que como no ha podido funcionar en la mecánica y en la estructura que se esperaba, precisamente me obliga a retirarme de la Presidencia de la Rep=FAblica.

Es en este contexto que quiero que entendamos las razones que me siguen moviendo a apelar a la conciencia de paz, de respeto al otro de los ciudadanos.

Por eso la invitación al Alcalde de El Alto, a quien quiero cederle la palabra para que nos de un cuadro de la situación que están viviendo las dos ciudades más agobiadas de un país tan agobiado.

JOSE LUIS PAREDES.- Distinguido vecino y vecina alteños, paceños, tenemos una ciudad, la ciudad de El Alto completamente colapsada y es por ello que he atendido esta invitación del señor Presidente de la Rep=FAblica, mi presidente, para que juntos podamos apelar a ustedes para que nos ayuden a solucionar este grave problema que está atravesando nuestra ciudad.

Ya son varios días que no podemos recoger la basura, desde el día jueves exactamente está amontonada en diferentes esquinas de la ciudad. Hay zonas que no tiene agua porque no va el carro aguatero a distribuir este líquido elemento. El gas ya no está presente en los hogares.

Hemos fracasado hoy día en nuestros intentos de que se pueda proveer de gas a la ciudad a través de los vehículos municipales, hemos fracasado en nuestro intento de que podamos proveer combustible para las ambulancias y para los carros que van a recoger basura.

Y encima nos enteramos que en Sica Sica, han cerrado la válvula de gas, lo que quiere decir que en dos días más vamos a tener hospitales parados, no solo en la ciudad de El Alto, sino también en la ciudad de La Paz, que empieza a colapsar.

Yo apelo a nuestros dirigentes. En las peores guerras fratricidas que existen, siempre hay una tregua, lo que pienso es que hasta que el Congreso vaya a resolver como queremos que resuelvan todos los alteños y los paceños, podamos hacer una tregua que nos permita a la familia alteña, a la familia paceña reabastecerse de productos sus necesidades más básicas, para que después sino salen las cosas como pensado, como hemos diseñado, podamos volver a esta lucha. Pero creo, en este momento la familia alteña, la familia paceña está viviendo niveles de absoluta desesperación.

Normalmente lo que se muestra a través de las imágenes de los medios de comunicación son las zonas aledañas a la Ceja, pero qué pensar de aquellas zonas que están a 10, 15, 16 kilómetros de la Ceja El Alto, que no tienen transporte y no tienen recursos como para poder subsistir.

Creo que es importante que por humanidad tengamos que tomar algunas decisiones que permitan que las dos ciudades vuelvan a funcionar como han estado funcionando antes.

PRESIDENTE MESA.- Quiero complementar esta reflexión del Alcalde de El Alto, con ese pedido vehemente, ese pedido que tiene que ver con un sentido humanitario a los dirigentes que han decidido bloquear el acceso a la planta de Senkata.

La planta de Senkata es la que permite el abastecimiento de gas licuado y de gasolina y diesel a las ciudades de El Alto y La Paz, ese bloqueo está estrangulando a ambas ciudades, y está haciendo que las ciudades empiecen a morir en el funcionamiento de sus servicios básicos.

Yo quiero recordarles que en octubre del 2003, la clase media de la ciudad de La Paz y de la ciudad de El Alto, le pidieron al presidente Gonzalo Sánchez de Lozada que abasteciese de combustible a ambas ciudades, y la acción de desbloqueo para lograr ese abastecimiento de gasolina y de diesel, provocó algo así como 20 a 25 muertos.

Después de esos hechos, esa misma clase media, que le había pedido orden al presidente Sánchez de Lozada, pidió que el presidente Sánchez de Lozada renunciase a su cargo y se está ahora sustanciando un juicio de responsabilidades donde se uso incluso la palabra genocidio.

Esta es la dramática situación, esta es la gran paradoja, la paradoja de que estrangulados por quienes han tomado decisiones que violan los derechos de sus conciudadanos, nos quieren obligar a matar para dar el abastecimiento que necesitan ambas ciudades.

No vamos a lograr un resultado positivo con una acción violenta, que generará muertos y que luego terminará haciendo que estalle un polvorín que está ya en el límite de estallar definitivamente.

Yo quiero que entiendan, que el país entienda, que esta situación no es la decisión de un presidente que se niega a gobernar, es la decisión de una presidente que apuesta por la paz que es el =FAnico camino posible.

Cualquier acción de las fuerzas del orden de carácter activo para desbloquear, y por la fuerza sacar un producto va a generar una reacción muy violenta de vecinos que en este momento están bloqueando, y por eso el Alcalde y yo estamos apelando a un sentido humanitario, un sentido que tiene que ver con el respeto básico a la vida del otro, a la vida de sus propios vecinos, porque estamos perjudicando no solamente a la ciudad de La Paz y a El Alto en su conjunto, sino a los vecinos del propio barrio de quienes están llevando adelante el bloqueo que impide esta distribución.

Quiero también hacer una referencia de carácter político, hoy día el presidente del Congreso Nacional, Hormando Vaca Diez, ha hecho una conferencia de prensa, y en esa conferencia de prensa ha dicho que convoca al Congreso en la capital de la Rep=FAblica el próximo jueves, lo que da un tiempo de 48 horas en medio de un escenario de convulsión, en medio de un escenario explosivo, que ya marca un día más de espera del país, un país que está al borde del incendio.

El presidente del Congreso ha dicho también, que lo que hace falta en Bolivia es presencia de Estado, y que lo que hace falta en Bolivia es poner orden.

Y lo ha dicho el presidente de un Congreso que no ha sido capaz de manejar a 130 diputados y 27 senadores la semana pasada, que en una bochornosa sesión no tuvieron la capacidad de lograr la aprobación de una agenda com=FAn para el Referéndum Autonómico y la Asamblea Constituyente.

Que el presidente del Congreso, que no puede manejar a 157 parlamentarios, que no puede lograr orden en su Parlamento, hable de falta de presencia de Estado, y de la necesidad de poner orden suena a una ironía inaceptable.

Puedo entenderle al ciudadano com=FAn que mencione ese tema, pero no puedo aceptar que el presidente del Congreso se permita, en un momento como este y en un contexto tan difícil, una afirmación muy fácil que además parece tener una suerte de prevención de lo que piensa hacer si llega a la presidencia de la Rep=FAblica.

Quiero también expresar con claridad, el presidente del Congreso Nacional ha dicho que la razón por la que estamos en el problema en este momento, es porque el presidente no ha presentado su renuncia irrevocable al cargo.

Cualquier persona que tenga honestidad intelectual, que crea en las palabras de lo que el presidente dijo hace algunas horas, sabe que mi decisión es definitiva, sabe que no estoy jugando, porque el presidente de la Rep=FAblica, Carlos Mesa, no puede jugar con un país que está al borde de un incendio.

Y me parece verdaderamente inaceptable, y me parece verdaderamente irresponsable, que se plantee una actitud de esa naturaleza de parte del presidente del Congreso.

No existe en el concepto de la renuncia del presidente la palabra irrevocable, porque está claramente establecido en la Constitución, que el Congreso tiene que aceptar o rechazar la renuncia del presidente.

Ciudadanas y ciudadanos:

Yo he tomado una decisión en favor del país, que significa desprendimiento y sacrificio personal, y algo más que eso, en un momento en que la Plaza Murillo está cercada, con violencia, con la intención de tomar esta plaza, de tomar el Palacio de Gobierno, de tomar el Parlamento Nacional, podía perfectamente haber ido a un aeropuerto, tomado un avión e irme, y dejar que este país se incendie solo, y mandarle la responsabilidad a quien fuere.

Aquí estoy, asumiendo mi riesgo, aquí estoy trabajando con la mayor fuerza que tengo, para que con una Policía que se está sacrificando de manera increíble evitemos vidas perdidas, evitemos una violencia que nos coma a todos.

No es posible, que en un momento en que el país está jugando su destino sigamos con este tipo de actitudes políticas, que tienen estrictos cálculos personales, y estricto nivel de mezquindad.

El presidente de la Rep=FAblica planteó su renuncia y eso es así, yo soy un hombre de palabra, establecí una línea, y esa línea es la que estoy presentando a consideración del país, asumiendo un riesgo personal gigantesco ahora en estas horas tan difíciles para Bolivia.

El presidente del Congreso Nacional sabe, que uno de los problemas que está enfrentando el país, es la imposibilidad de una elección o de un cálculo que vaya a la sucesión constitucional directa, no hay viabilidad si no hay un cargo mínimo, una línea mínima de desprendimiento personal.

Yo quiero exhortar a Hormando Vaca Diez, a que tenga el gesto de renunciar al privilegio de la sucesión constitucional o al mandato de la sucesión constitucional

Este es un tiempo de renunciamientos, este es un tiempo en el que el país no puede seguir apostando a la locura, si Hormando Vaca Diez insiste en ser, en la línea de la sucesión constitucional quien se haga cargo de la presidencia, vamos a tener el jueves un Congreso bloqueado, vamos a tener el jueves posiciones imposibles de resolver, podemos tener un Congreso que esté horas de horas tratando de decidir un destino, o si se logra un resultado en función de esa sucesión podemos tener una explosión.

Me gustaría que el estuviera aquí en La Paz, para que entendiera lo que le estoy hablando, para que entendiera cuál es la línea y la posición mayoritaria de los grupos sociales, de los que los propios dirigentes han perdido el control.

Este es el día y la hora del renunciamiento verdadero por Bolivia, el país no puede seguir jugando a la posibilidad de partirse en mil pedazos, y ese gesto de desprendimiento le corresponde también al presidente de la Cámara de Diputados, Mario Cossío, la =FAnica salida para Bolivia, es, un proceso electoral inmediato, un proceso electoral que complete todo el mecanismo de transformación: presidente, vicepresidente, senadores, diputados, Asamblea Constituyente, por supuesto Referéndum Autonómico, elección de prefectos.

No podemos seguir jugando, el Congreso Nacional tiene la obligación de dar una respuesta, la =FAnica posibilidad es, un mecanismo de sucesión constitucional que llegue hasta el presidente de la Corte Suprema de Justicia, y que además marque el adelantamiento de elecciones.

Y se lo dice un presidente que se va, no se lo dice un presidente que está calculando su futuro personal, no estoy calculando mi futuro personal, estoy más allá del juego político, porque en un momento como este no cabe juego político.

Es una exhortación ante un país que está al borde de la guerra civil, ante esa situación es que estoy haciendo este llamado al presidente del Congreso y al presidente de la Cámara de Diputados y al conjunto del Parlamento.

Me quedan unas pocas horas como presidente, y estoy tratando con el máximo de mis fuerzas, de evitar un derramamiento de sangre.

Hay bloqueos en todo el país, hay bloqueos sobre la ciudad de Santa Cruz, hay marchas que pretenden llegar a la ciudad de Santa Cruz para generar mas violencia, frenemos, por favor, frenemos esta locura, salvemos al país y salvémonos nosotros mismos en nuestras almas de esta situación, no conduzcamos las cosas a caminos imposibles.

No nos forcemos y nos obliguemos a derramar sangre =BFpor qué?, =BFpor qué tenemos que creer que la sangre es el =FAnico mecanismo de lavar el alma?

Bolivia ha tenido sangre, sangre, sangre a lo largo de toda su historia, =BFqué hemos ganado con la sangre?, más allá del dolor, del odio, de los rencores que acaban aflorando unos al lado de otros.

=BFCómo podemos ser tan irresponsables hoy, de no ser capaces de desprendernos de nuestros intereses personales?.

Hormando, como persona, como político, como un hombre que te conoce de tiempo, mi exhortación personal, despojado de todo interés, en tu mano está mostrarle al país un rasgo de generosidad que hará historia, que te hará mucho más próximo a este pueblo que el seguir insistiendo en un camino imposible.

No me acompaña ning=FAn interés, y tu lo sabes, es una exhortación que tiene que ver con un presidente, aquí en el Palacio de Gobierno, en una Plaza Murillo cercada que mañana puede estar otra vez en riesgo, que te lo pido no por mi, sino por el país.

Este es el contexto en el que está Bolivia, si no lo entendemos así, no nos vamos a dar cuenta de que estamos al borde mismo del abismo..

Mi =FAnico compromiso, voy hacer hasta el =FAltimo esfuerzo personal por evitar la sangre, porque ese ha sido el tema, la premisa y los elementos que me han conducido en la vida.

Quiero agradecer al pueblo que sigue creyendo que la paz es mejor solución que la violencia.

Quiero agradecer al Alcalde, José Luis Paredes, porque está hoy conmigo, tratando con la paz y con la palabra de exhortar a Bolivia, a El Alto, a La Paz, de encontrar una salida sensata, porque somos seres humanos y no animales, que debemos entendernos como tal y no en la lógica a la que quieren llevarnos de manera irresponsable.

Muchas gracias.

La Paz, 07 de junio de 2005