Bolivia

Ministerio de Salud fortalece su capacidad de respuesta frente a los desastres y emergencias nacionales

Format
News and Press Release
Sources
Posted
Originally published
Origin
View original

Trinidad, Beni 1 de marzo de 2018 (OPS/OMS)- El Ministerio de Salud de Bolivia está empeñado en fortalecer su capacidad de respuesta frente a los desastres y emergencias nacionales, en tal sentido solicitó a la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) el apoyo -con prioridad- a la gestión de información y salas de situación en todos los niveles local, SEDES y nacional; la vigilancia de la calidad del agua y del saneamiento; y la recuperación post-emergencia.

Bajo ese cometido y en coordinación con el equipo estratégico del Ministerio de Salud para la respuesta a la emergencia por inundaciones y riadas, liderada por el Viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, OPS/OMS trabaja en el departamento del Beni con una misión de expertos en emergencias.

A inicios del mes de enero de 2018 se incrementaron las lluvias afectando inicialmente al departamento del Beni. Durante febrero se intensificaron las lluvias al sur del país, principalmente al sur en los departamentos de Potosí y Tarija en la frontera con Argentina y Paraguay, y posteriormente en el departamento de Cochabamba.

El Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, mediante Decreto Supremo 3479 emitió la Declaratoria de Emergencia Nacional debido a precipitación pluvial en diferentes regiones del territorio nacional, provocadas por el calentamiento global.

La misión de campo del Ministerio de Salud y la OPS/OMS en el departamento del Beni comenzó por apoyar en la atención de la emergencia y post-emergencia con la cooperación en la elaboración de un plan de trabajo para capacitación y distribución de materiales a insumos a brigadas médicas y personal de salud ambiental del Servicio Departamental de Salud (SEDES) de dicha región.

El Ministerio de Salud ha determinado fortalecer la Unidad de Salud Ambiental para la vigilancia de la calidad del agua y saneamiento del SEDES Beni, tanto para atender aquellos albergues que han sido instalados por la emergencia como para la población en general susceptible de ser afectada por la actual situación. Algunas de las tareas pasan por fortalecer el laboratorio, los generadores de cloro y filtros para el departamento del Beni; está en proceso la entrega de reactivos y pastillas potabilizadoras a la Unidad de Salud ambiental del Ministerio de Salud. Así como impresión de material de Información, Educación y Comunicación IEC para el uso de brigadas y personal de salud. Según pronóstico de SENAMHI (Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología) entre enero y marzo las lluvias estuvieron por encima de lo normal en varias regiones de Bolivia, con disminución paulatina hasta mediados de marzo donde aún se esperan desbordes de algunos ríos, especialmente en las tierras bajas.

El Ministerio de Salud activó la Mesa Técnica Sectorial de Salud y Nutrición (COE de Salud) movilizando brigadas de salud en 14 municipios, distribuyendo medicamentos y apoyando la coordinación con Servicios Departamentales de Salud (SEDES), municipios y Defensa Civil. OPS/OMS Bolivia cooperó con el Programa Nacional de Control y Atención de Desastres con equipamiento para la implementación de una Sala de Situación para el monitoreo de la emergencia y emisión de reportes periódicos.

El Viceministerio de Defensa Civil (VIDECI), dependiente del Ministerio de Defensa, activó el Centro de Operaciones en Emergencia (COE) Nacional y coordina con Gobernaciones y Municipios la entrega de vituallas, kits de higiene, agua embotellada y carpas.

El Equipo Humanitario de País con el apoyo de OCHA mantiene contacto con el VIDECI para monitoreo de la emergencia. Los desastres y emergencias en Bolivia produjeron según el VIDECI, con reporte al 27 de febrero, ocho de nueve departamentos afectados, 38 municipios con declaratoria de emergencia, 25 municipios con declaratoria de desastre, 338 viviendas destruidas, 1.121 familias damnificadas, 17.258 familias afectadas y 8 personas fallecidas.