Bolivia

La ONU pide que se garantice el paso de ambulancias y la entrega de bienes esenciales en Bolivia

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original
Protestas en La Paz, Bolivia © ONU Bolivia/Hasan Lopez

Desde hace más de una semana, se llevan a cabo en Bolivia protestas que incluyen bloqueos a las carreteras del país. El titular de la ONU solicita que se permita el tránsito de ambulancias, suministros médicos y otros suministros vitales y llama a los líderes políticos y sociales a ejercer la moderación.

Frente a los bloqueos de carreteras que tienen lugar en Bolivia desde hace más de una semana, el Secretario General de las Naciones Unidas instó este martes a que se garantice el paso de ambulancias, oxígeno y medicinas en condiciones de seguridad y a que se permita la entrega de bienes y servicios esenciales para la población.

António Guterres informó que sigue con preocupación los acontecimientos recientes en Bolivia, que se desarrollan en el marco de la pandemia de COVID-19, y pidió a los organizadores de las movilizaciones de oposición al gobierno que no obstaculicen la llegada de insumos humanitarios a la población necesitada o enferma.

En un comunicado de su portavoz, conminó de igual manera a los líderes políticos y sociales a mantener la moderación “para evitar una escalada de violencia” y los exhortó “a contribuir a la preservación de la paz”.

Guterres también acogió favorablemente la disposición del Ejecutivo, la Asamblea Legislativa Plurinacional y el Tribunal Supremo Electoral, así como de los partidos políticos y organizaciones sociales, para entablar un diálogo que resuelva los desafíos políticos, sociales, económicos y de salud que enfrenta Bolivia.

Elecciones transparentes

El 23 de julio pasado, el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia anunció que las elecciones presidenciales se celebrarían el 18 de octubre, lo que significó una segunda postergación de los comicios programados originalmente para el 3 de mayo y luego pospuestos para septiembre, explicando que el cambio obedecía a informes médicos que apuntaban a un pico de la pandemia de COVID-19 para fines de agosto y principios de septiembre.

Esta medida aumentó las tensiones que se viven en Bolivia desde los últimos meses del año pasado.

En este contexto, el Secretario General reafirmó el apoyo de la ONU a la realización de “elecciones transparentes, creíbles e inclusivas” y al “pleno respeto de los derechos civiles y políticos de todas y todos los bolivianos”.

El actual gobierno de Bolivia se conformó el 13 de noviembre pasado, cuando la vicesecretaria del Senado Jeanine Áñez se proclamó presidenta interina del país.

Bolivia había quedado acéfala el 10 de noviembre luego de que el presidente Evo Morales renunciara por “sugerencia” de los responsables del ejército.

Los acontecimientos de noviembre de 2019 fueron la culminación de semanas de manifestaciones a favor y en contra del gobierno que siguieron a las elecciones presidenciales del 20 de octubre en las que se dio como ganador sin necesidad de una segunda vuelta a Evo Morales sobre su contrincante, el expresidente Carlos Mesa.

Los detractores de Morales consideraron que los resultados de los comicios eran fraudulentos y las movilizaciones se fueron tornando violentas, dejando varias decenas de muertos.

El 14 de noviembre, después de realizar consultas con varias partes, el diplomático Jean Arnault viajó a Bolivia en calidad de enviado personal del Secretario General de la ONU para apoyar los esfuerzos en busca de una solución pacífica a la crisis.