Bolivia

Estado Plurinacional de Bolivia: Monitoreo de Cultivos de Coca 2019

Format
Analysis
Sources
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

RESUMEN EJECUTIVO

El Informe de Monitoreo de Cultivos de Coca 2019 es el décimo séptimo informe publicado por la UNODC en coordinación con el Estado Plurinacional de Bolivia. Este documento provee información sobre la cuantificación de la extensión del cultivo de coca y de la producción potencial de hoja de coca en el Estado Plurinacional de Bolivia. Además, brinda información complementaria provista por instituciones estatales, acerca de los precios de la hoja de coca, su comercialización, racionalización/erradicación y otros temas relacionados.

Los resultados del monitoreo para el final de 2019 muestran un 10% de incremento de la superficie con cultivos de coca con respecto al mismo periodo del 2018, estimándose una superficie de 25.500 ha10 de cultivos de coca. El 64% de la superficie cultivada con coca se cuantificó en la región de los Yungas de La Paz, el 34% en el Trópico de Cochabamba y el 2% en el Norte de La Paz. En comparación con 2018, las tres regiones mostraron un incremento de 9%, 13% y 44% respectivamente.

Las provincias que presentaron un mayor incremento fueron Sud Yungas y Nor Yungas en la región de los Yungas de La Paz y Carrasco en la región del Trópico de Cochabamba.

Los mayores incrementos en Áreas Protegidas, ocurrieron en los Parques Nacionales y Áreas Naturales de Manejo Integrado Madidi y Amboró.

El incremento del cultivo de coca, puede explicarse por una reducción en los niveles de racionalización/erradicación que se vieron afectados durante los conflictos sociopolíticos de octubre y noviembre de 2019. De igual manera, el autocontrol de las organizaciones productoras de coca parecería haber perdido relevancia durante el periodo de conflicto, favoreciendo a un aumento del cultivo de coca. Asimismo, en el presente monitoreo se han identificado varios cultivos de coca, en áreas que correspondían a superficies deforestadas el año anterior, evidenciándose una afectación preocupante a los ecosistemas de bosques, especialmente en Áreas Protegidas.

La producción potencial de hoja de coca secada al sol en Bolivia se estimó en un rango de 37.000 tm para el límite inferior y 46.100 tm para el límite superior, lo que representa un incremento del 11% para ambos rangos respecto a 2018. Actualmente la UNODC se encuentra realizando un nuevo Estudio de Rendimiento del Cultivo de Coca en Bolivia cuyo objetivo es el de actualizar los factores de rendimiento por región mediante la realización de pruebas de cosecha y encuesta directa a los productores.

Los datos de 2019 reportados por el Estado Plurinacional de Bolivia sobre la racionalización en Zonas de Producción Autorizadas y de erradicación en Zonas no Autorizadas (de acuerdo a la Ley General de la Coca, Ley 906), alcanzaron una superficie de 9.205 ha, con una disminución del 18% respecto a 2018.

De las 9.205 ha de racionalización/erradicación (R/E) reportadas por el Estado Plurinacional de Bolivia, 1.598 ha fueron analizados con diferentes metodologías (ver capítulo 5 para mayor detalle). De esta muestra se verificó que el 73% corresponde a cultivos de coca efectivamente racionalizados/erradicados.

Según datos oficiales del Estado Plurinacional de Bolivia, el volumen comercializado de hoja de coca en los dos mercados autorizados alcanzó 23.877 tm, lo que representa una ligera estabilidad comparado con 2018. El 90% del total de la hoja de coca comercializada en estos mercados tuvo lugar en el mercado de Villa Fátima del Departamento de La Paz.

El restante 10% se comercializó en el mercado de Sacaba en el Departamento de Cochabamba. Según la Dirección General de la Hoja de Coca e Industrialización (DIGCOIN), el 38% de la hoja de coca fue destinada al Departamento de Santa Cruz; el 15% a Tarija; el 13% a Cochabamba; el 12% a Potosí; el 9% a Oruro y el restante 13% se destinó a otros departamentos.

Los conflictos sociopolíticos a finales de 2019 ocasionaron el cierre del principal mercado de la distribución y venta de la hoja de coca en La Paz generando una reducción en los volúmenes de hoja de coca comercializados y una sobreoferta de este producto, lo que derivó en una ligera reducción del precio del “taque de coca”11 de 12,8 USD por kilogramo en 2018 a 12,7 USD por kilogramo en 2019. Por otro lado, en el principal mercado de Cochabamba no hubo mayor variación en la distribución, venta y comercialización de la hoja de coca con respecto a la anterior gestión, según los datos reportados por DIGCOIN, pero el precio de la hoja de coca en este mercado se incrementó de 9,5 USD por kilogramo en 2018 a 10,6 USD por kilogramo en 2019.

Como resultado el precio nominal promedio de hoja de coca comercializada en los mercados autorizados se mantuvo estable en relación a 2018, alcanzando los 12,5 USD por kilogramo en 2019, de acuerdo con el tipo de cambio oficial del Banco Central de Bolivia (6,96 Bs).

Según factores de rendimiento anteriores a 201012 , el valor de producción de hoja de coca en Bolivia se estimó en 432 millones de dólares americanos según el límite inferior y 534 millones de dólares americanos según el límite superior.

Según datos oficiales del Estado Plurinacional de Bolivia, el secuestro de hoja de coca desviada a fines ilícitos disminuyó en un 3%, alcanzando las 322 tm en 2019. Los departamentos donde se secuestró mayores volúmenes de hoja de coca fueron La Paz con 71%, seguido por Cochabamba con 11% y Santa Cruz con 10%. Comparado con 2018, el secuestro de cocaína base se redujo en 13% al igual que el secuestro de clorhidrato de cocaína que disminuyo en un 16%. A nivel nacional, los departamentos de Cochabamba y La Paz presentan el mayor porcentaje de cocaína base secuestrada con el 36% y 23% respectivamente, seguido de los departamentos de Oruro y Santa Cruz con el 13% y 12% respectivamente. La mayor cantidad secuestrada de clorhidrato de cocaína se efectuó en los departamentos de Santa Cruz (55%) y Cochabamba (27%).