Bolivia

Defensa Civil anuncia sobrevuelo a las zonas afectadas por inundación en Cochabamba y albergue para damnificados

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

La Paz, 26 de abril (Prensa Min. Defensa) El Viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, anunció para esta jornada, el sobrevuelo a la zona de inundaciones en los municipios de Ivirgarzama y Puerto Villarroel del departamento de Cochabamba, que el fin de semana se vieron afectados por fuertes precipitaciones pluviales.

“La Fuerza Aérea, a través de su Brigada Aérea en Chimoré, ha puesto a disposición un helicóptero para que en el momento en que las condiciones del clima lo permitan, se pueda hacer sobrevuelos en la región e identificar otros lugares donde podrían estar personas atrapadas”, manifestó la autoridad.

La pasada jornada se desplazaron dos equipos de rescatistas, cada uno compuesto de 40 personas entre oficiales, suboficiales, personal especializado, instructores y voluntarios de la Fuerza Aérea SAR-FAB y de la Armada Boliviana SBRAB que partieron desde la ciudad de Cochabamba hacia los municipios afectados para apoyar en las tareas de evacuación y atención de las familias damnificadas, indicó.

Asimismo, señaló que el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) municipal se activó entre el sábado y domingo, en la que se definió como tarea primordial, la instalación de un albergue para 100 personas, mismo que ya está en condiciones para recibir a las personas que requieran de cobijo.

Favorablemente, las personas que fueron rescatadas el fin de semana fueron trasladadas a viviendas de sus familiares, de modo que a momento aún no se tiene requerimiento de pobladores para protegerse en el albergue, sostuvo.

En ese sentido, detalló que con intervención de efectivos de la Armada Boliviana y de Umopar de la Policía, se rescataron 34 personas del Río Ivirgarzama, 10 de las riberas del Río Cristal y tres personas de las riberas del Río Ichilo, haciendo un total de 47 personas evacuadas que se vieron en riesgo de perder la vida al quedar atrapadas en vehículos en medio de las aguas.

La autoridad enfatizó que la misión fundamental que tienen las instancias que en este momento se encuentran trabajando en la atención de las familias damnificadas, es garantizar la vida de las mismas, así como las condiciones necesarias de cobijo, abrigo y alimentación para las familias que vayan a ocupar el albergue.

Es así que a momento no se tiene reporte de ninguna persona fallecida ni desaparecida, gracias a la reacción inmediata de los equipos de Defensa Civil y las Fuerzas Armadas.
Posteriormente, en una segunda etapa, se planificará la forma de coadyuvar en la fase de recuperación de la actividad económica de las familias damnificadas, manifestó.

AFECTACIONES EN OTROS MUNICIPIOS

La autoridad informó que el viernes pasado, una intensa granizada provocó afectaciones en el Cono Sur de Cochabamba, específicamente en los municipios de Omereque y Raqay Pampa, ocasionando el 80% de destrozos en los techos de las viviendas y daños en los cultivos.

En respuesta inmediata a ello se organizaron comisiones de Defensa Civil y asambleístas que se dirigieron al lugar para evaluar las afectaciones y necesidades de las familias damnificadas.

Paralelamente, desde el departamento de Chuquisaca, la Regional de Defensa Civil reportó que los municipios de Padilla y Alcalá también sufrieron precipitación de granizadas, favorablemente no fueron de gran intensidad.

Por otro lado, se registraron también precipitaciones pluviales en el Norte Integrado del departamento de Santa Cruz. En el municipio de San Juan de Ichilo, varios barrios quedaron perjudicados con la anegación de las aguas, sin embargo esos no representan afectación de magnitud.

ALERTAS EN EL PAÍS

El Viceministro informó que se emitió la Alerta Naranja en los departamentos de Cochabamba, Beni, Pando y el norte de La Paz.
Se prevé que el impacto de las aguas que en este momento ocasionan problemas en Santa Cruz, entre cuatro a siete días llegará al departamento del Beni, para lo cual se tienen los equipos de respuesta en apronte para intervenir y evitar que los posibles desbordes ocasionen afectaciones a familias.