Bolivia

Comienza búsqueda de terrenos para construir casas en beneficio de damnificados en Cobija

Pando, 1 mar (ABI).- El ministro de Defensa, Jorge Ledezma, informó el domingo que comenzó, en coordinación con el Gobierno Municipal de Cobija, la búsqueda de terrenos aptos para construir viviendas sociales en beneficio de las familias damnificadas de esa ciudad, donde algunos barrios fueron inundados tras la crecida del río Acre.

Para comenzar ese proceso, Ledezma explicó que una brigada de topógrafos sobrevuelan la ciudad con el objetivo de identificar suelos aptos y alejados del río Acre, que bajó a su caudal normal en las últimas horas, pero dejó enlodadas varias zonas.

"Hemos facilitado al Gobierno Municipal de Cobija para que haga el sobrevuelo de Cobija y, con un equipo y brigada de topógrafos, haga ya el trazo de que población, para que en función de eso, coordinando, coadyuvando con el ámbito local, podamos ya construir las viviendas", informó en una entrevista con medios estatales.

Ledezma dijo que después de confirmar el descenso de las aguas en Cobija, muchas familias están retornando a sus viviendas, pero pidió no volver a sus casas a las personas que viven en suelos bajos y cercanos al río Acre para evitar que subsista la presencia de damnificados en próximos años.

"Las zonas que sufren permanentemente inundación, y esto ya es recurrente, no tendrían que retornar a esas viviendas, vale decir, principalmente en el barrio Mapajo y Cataratas, quizás otro barrio más, porque esto será un circulo vicioso", consideró.

Insistió que la Alcaldía de Cobija debe garantizar terrenos en las alturas para que con el Viceministerio de Vivienda se comience la construcción de casas, pero dijo que "entretanto es nuestro deseo que la población más afacetada no retornen a sus viviendas".

Por otro lado, reportó que se llevó hasta Cobija una serie de palas, carretillas y se gestiona la disposición de maquinaria pesada para que, con la ayuda de las Fuerzas Armadas, se realice la limpieza del lodo que dejaron las aguas en esa ciudad amazónica.

Entretanto, la ministra de Salud, Ariana Campero, informó que para la atención médica de los damnificados se trasladó hasta Cobija gran cantidad de medicamentos, valuados en al menos 200.000 bolivianos, y se movilizaron 118 galenos desde el principio, en especial en el área de pediatría.

"Hubo una respuesta inmediata en los municipios de Pando, creo que los niveles de coordinación previos al desastres siempre han estado presentes", relievó.

Reportó que las enfermedades más frecuentes que se atendieron, en coordinación del Servicio Departamental de Salud de Pando, fueron infectocontagiosas, respiratorias y diarreas pero sin deshidratación.

"En realidad el Ministerio de Salud no sólo da asistencia médica, sino también actividades de atención integral y prevención, en la vigilancia del control epidemiológico. Estamos trabajando para evitar cualquier enfermedad", dijo.

Sostuvo que hasta el momento se realizaron fumigaciones, control zoonótico y evaluaciones sanitarias en la zona con especialistas epidemiólogos. mcr/ ABI

ABI. Copyright 1998-2015.