Bolivia

Boletín Agrometeorológico correspondiente a la primera decena del mes de diciembre Nº 1222 Chaco

Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

4. RECOMENDACIONES Y ACCIONES PREVENTIVAS

 Las Unidades de Gestión de Riesgo UGR’s departamentales y municipales (UGR’s) deben realizar el monitoreo y seguimiento de las condiciones meteorológicas del SENAMHI;

  • Las UGR’s deben actualizar sus planes de contingencia orientados a la época de las lluvias, con particular énfasis en la gestión del riesgo agropecuario, particularmente en escenario de emergencias y/o situaciones de desastres,

  • Las UGR’s deben coordinar con las direcciones de desarrollo productivo o unidades agro-productivas la disponibilidad de alimento forraje y agua para el periodo de la campaña de verano, a fin de prever alguna situación de variabilidad climática inesperado, relacionada con el déficit hídrico ,

  • Se recomienda completar las campañas de vitaminización suplementaria principalmente a las vacas lecheras y teneros al destete.

  • Se recomienda las siguientes soluciones a la escasez de agua en los cultivos:

  • Humedad requerida: Seguir los programas de riego recomendados para la región. Usar el índice o de marchitez para elegir el momento del riego. Calcular cuándo debería ser aplicada el agua usando el método en tres etapas. Medir la lluvia con un pluviómetro y medir la evaporación con un evaporímetro.

o Observación de plantas: Controlar los cálculos para la fecha de riego observando regularmente si los estomas están cerrados. El cierre de los estomas es una señal anticipada de estrés hídrico. Puede ser fácilmente medida con un porómetro.

o profundidad del suelo: Controlar la profundidad del suelo y si hay piso de arado. Labrar la tierra o de acuerdo a ello.

o Raíces: Observar si hay pudrición de raíces y aplicar el tratamiento pertinente si fuera necesario.

o Salinización: Si el suelo es salino, aplicar agua en mayor cantidad que la acostumbrada cada vez que se riega para asegurar que las sales sean lixiviadas por debajo de la zona radical. Asegurar también que el drenaje sea adecuado para que las sales del sistema se eliminen. Esto es particularmente importante en los casos en que el agua de riego es salina.

o Drenaje: Mejorar el drenaje si la inundación es un problema.

o Capacidad de irrigación: Si el agua disponible es escasa, aumentar el volumen de los depósitos o sembrar un área menor de cultivos regados.

o Cubierta de residuos: Conservar la humedad esparciendo una cubierta de residuos vegetales sobre el suelo.