Argentina

Un estudio señala que La Picasa está colmada y en estado crítico

Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Un relevamiento de la Universidad del Litoral, publicado por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales, indica que esa laguna, que recibe agua de una cuenca de alrededor de 500.000 hectáreas y que ocupa parte de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, está hoy "colmada" y en riesgo potencial.

"La altura de la laguna alcanza una cota de 105 metros, por lo que presenta un elevado riesgo potencial frente a lluvias normales o superiores al promedio, durante el próximo otoño", señala el informe de CONAE.

El trabajo explica la evolución de la franja de 100 kilómetros que se extiende a lo largo de la Ruta Nacional 7 a través de un trabajo de monitoreo satelital que detalla que "a partir de la década del 70 se produjo un cambio en el régimen de precipitaciones".

La medición realizada sobre la imagen satelital de 1972 arroja una superficie anegada de 2.819 hectáreas mientras que de 1975 al '79 la laguna crece hasta alcanzar más de 5.500 hectáreas, coincidiendo esta evolución con un pulso de precipitaciones con promedios superiores a los 900 milímetros.

A partir de esta fecha, las lluvias sobre la región disminuyen, registrándose una reducción general de los cuerpos de agua de la zona señala el informe de CONAE.

La Picasa, por el contrario, a la que se han derivado excedentes a través de trabajos de canalización, no manifiesta una reducción de su superficie, advierte el estudio.

En la imagen de 1986 es posible medir un aumento de la superficie afectada, que llega a 9.000 hectáreas, situación que se agrava aun más en 1991, cuando supera las 10.000 hectáreas.

Durante gran parte de la última década, las precipitaciones en algunos lugares de la cuenca han superado los 1.000 milímetros anuales, y en particular durante los dos últimos períodos hidrológicos han superado los 1.200 milímetros.

Es así como la altura de la laguna La Picasa, que a inicios de 1997 no llegaba a una cota de 100 metros, comienza a ascender, superando ese nivel en enero del 98 para alcanzar en noviembre de ese año los 101,5 metros.

Esto genera la interrupción de las vías de comunicación: Ruta Nacional N°7 y el ferrocarril, donde se debe suspender el tránsito.

Durante los primeros meses de 1999, el ferrocarril eleva la altura del terraplén de apoyo de las vías a una cota de 101,5 metros mientras las fuertes lluvias registradas a partir de marzo de 1999, producen nuevos ingresos al sistema, elevando la altura de la laguna a 104,75 metros.

Lo acontecido en 1998 y 1999 con lluvias superiores a 1.200 milímetros durante dos años hidrológicos seguidos desvirtúan estas estimaciones y reafirman una constante dentro de la evolución de una fase climática húmeda.

Dado el periodo climático influido por el fenómeno de la Niña como el actual, las lluvias de marzo pueden ser superiores a los valores normales, advierte el informe.