Salud envió insumos y equipamiento para atender a las personas afectadas por las inundaciones en Salta

Report
from Government of Argentina
Published on 09 Feb 2018 View Original

Se reforzó el envío de medicamentos y recursos humanos. Las autoridades están en contacto permanente con sus pares salteños para monitorear la evolución de la situación epidemiológica y las necesidades sanitarias de las zonas afectadas.

En el marco de las acciones coordinadas del Gobierno nacional para dar respuesta a las personas afectadas por las inundaciones en Salta, el Ministerio de Salud de la Nación envió a la provincia insumos y equipamiento, además de disponer que los agentes sanitarios indígenas y los equipos de salud dependientes de la cartera sanitaria nacional se aboquen a la ayuda directa de los damnificados.

A través de la Dirección Nacional de Emergencias (DINESA), la cartera a cargo de Adolfo Rubinstein, remitió a Salta una ambulancia de terapia intensiva, un camión sanitario y una camioneta 4 x 4 de apoyo logístico que contarán con dos médicos, dos enfermeros, un agente de depósito de medicamentos, dos psicólogos y cuatro choferes.

Además se pusieron a disposición de las autoridades provinciales equipos de salud y agentes del programa de salud indígena para reforzar la atención primaria en terreno.

En base a lo solicitado por el Ministerio de Salud de Salta, desde CUS Medicamentos, se enviaron partidas de distintos antibióticos, antinflamatorios y otros medicamentos, entre los que se encuentran clotrimoxazol, difenhidramina, eritromicina colirio, ibuprofeno, fluconazol, mebendazol, metronidazol, paracetamol, penicilina, salbutamol, sales de rehidratación oral, hierro y ácido fólico, entre otros insumos. Además fueron para la provincia pastillas potabilizadoras provistas por la DINESA.

La DINESA también envió medicamentos e insumos a la Dirección Provincial de Emergencias (SAMEC Salta).

El ministro Rubinstein se encuentra en permanente contacto con su par de Salta, Roque Mascarello, para monitorear la evolución de la situación epidemiológica y las necesidades sanitarias producto de las inundaciones.

En ese sentido, el domingo pasado en base a las particularidades de la zona, la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) del Ministerio de Salud despachó a la provincia sueros antiofídicos para atender las eventuales picaduras de serpientes. Cabe mencionar que en Salta las serpientes venenosas más comunes son yarará, cascabel y coral que tras una inundación y al bajar las aguas suelen quedarse en los centros urbanos lo cual puede poner en riesgo a la población.