Argentina + 4 more

RMRP 2021 - Cono Sur

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Attachments

SITUACIÓN

Tradicionalmente, los países de la subregión han mantenido políticas de fronteras abiertas y un entorno general favorable para la integración de las personas refugiadas y migrantes de Venezuela. Sin embargo, los cierres temporales de fronteras y otras medidas de confinamiento debidas a la propagación de la pandemia de la COVID-19, junto con un entorno económico frágil, el aumento de los niveles de pobreza y las limitadas redes de seguridad de carácter social han agravado las vulnerabilidades de las personas refugiadas y migrantes de Venezuela en la subregión. El acceso al territorio por canales oficiales se ha vuelto cada vez más difícil, mientras que los procedimientos de acceso a las vías internacionales de protección y regularización están desbordados, lo que da lugar a grandes acumulaciones y demoras en el suministro de documentación de carácter esencial para acceder a los servicios públicos.

Debido a los impactos de la COVID-19 en la subregión, las personas refugiadas y migrantes de Venezuela han perdido ingresos y luchan por acceder a los programas nacionales de ayuda y atención médica. Las personas refugiadas y migrantes de Venezuela también enfrentan serios riesgos de protección que se reflejan en el aumento de las denuncias de incidentes de violencia de género, de trata, de explotación y abuso, mientras que los servicios disponibles para paliar las necesidades de las personas sobrevivientes siguen siendo insuficientes.

Las personas refugiadas y migrantes de Venezuela siguen teniendo necesidades críticas de servicios básicos, en particular alimentos y alojamiento. Para 2021, se prevé que seguirán enfrentándose a dificultades en el acceso a medios de vida y al trabajo decente en el mercado laboral estructurado. Se estima que alrededor del 84 % del total de la población refugiada y migrante de Venezuela proyectada en la subregión del Cono Sur (integrada por Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay) necesitará asistencia en 2021, lo que representa un aumento del 21 % en comparación con 2020.