Argentina

Las provincias más afectadas

Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Santa Fe y Buenos Aires llevan la peor parte; ayuda del gobierno nacional

El extremo noroeste de la provincia de Santa Fe (departamento 9 de Julio, en el límite tripartito con Santiago del Estero y Chaco) se está quedando sin agua para la población. Además, los productores "están muy preocupados porque ya hay una elevada mortandad de hacienda", según alertó ayer el presidente comunal de Villa Minetti, Fabio Blanco.

También desde el norte provincial, Omar Verwimp, presidente de la Cooperativa de Agua Potable de Tostado, indicó que esta sequía será "superior a la de 2008" porque no hay lluvias que recompongan las napas freáticas, actualmente localizadas entre 15 y 20 metros bajo suelo.

En declaraciones hechas en Rosario, el presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, confirmó la gravedad de la situación y consideró que el aporte de $ 15 millones que el gobierno nacional otorgará a los productores del norte santafecino afectados por la sequía "es un alivio", pero dijo que será insuficiente porque los efectos (de la falta de agua) en los departamentos 9 de Julio y Vera "son catastróficos" y en el extremo sur, en el límite con la provincia de Buenos Aires, "son dramáticos".

Buzzi graficó así el cuadro de situación: "El monto anunciado por la Nación para ayudar a los productores es como la manteca en el hocico del perro; dura muy poco".

El dirigente estimó que el Gobierno debe ayudar a los pequeños productores porque son los motores de las economías de los pueblos. "Si se para ese motor, los problemas serán mucho más grandes", advirtió.

Sobre la situación de esos productores, Buzzi comentó que "el 30 por ciento ya venía desfinanciado por aumentos de costos. Veníamos mal y vino esta sequía. Ahora hay que ayudar; no puede ser que el socio del productor, el Gobierno, cuando hay ganancias esté presente, pero cuando hay pérdidas mire para otro lado. Creo que se debe crear un fondo anticrisis para atender estas necesidades".

Por otro lado, el ministro de Agricultura Ganadería y Pesca, Norberto Yauhar, y su par bonaerense, Gustavo Arrieta, acordaron ayer un plan de trabajo para atenuar las consecuencias de la sequía, que afecta fundamentalmente a los productores del sudoeste bonaerense.

Los funcionarios se reunieron en Agricultura y acordaron "atender con especial atención las consecuencias de los efectos climáticos en algunas regiones del territorio bonaerense, con particular énfasis en el sudoeste de la provincia".