Argentina

La lluvia no trajo alivio y se complica la situación en Chubut

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
Origin
View original

Incendios forestales / Dramáticos efectos de la sequía

El viento propagó las llamas a otras zonas; hay 3000 hectáreas afectadas y 86 evacuados

La lluvia caída en el mediodía de ayer no trajo alivio a las zonas del noroeste de Chubut, afectadas por los incendios forestales, y la situación continuaba siendo preocupante, pese al descenso de la temperatura.

La acción de los vientos complicó en grado extremo las tareas de control de las llamas, mientras se buscaba evitar su avance hacia localidades como Epuyén y Lago Puelo. Se estima en unas 3000 las hectáreas que ya han sido afectadas, mientras que el número de evacuados en forma preventiva se elevó a 86.

"Estamos peor", sintetizó el ministro de la Producción de Chubut, Sergio Bohe, al comentar en la tarde de ayer la situación en la provincia con respecto a la jornada anterior. El funcionario explicó que los vientos que se esperaban el viernes llegaron finalmente ayer y propagaron aún más las llamas, que cruzaron el río y van en dirección a Epuyén.

La ola de calor y la severa sequía que afectan al país han dificultado la labor de lucha contra los incendios y determinaron que el ministro de Agricultura de la Nación, Norberto Yauhar, diera instrucciones para convocar a la Comisión de Emergencia Agropecuaria para el jueves.

El panorama en la tarde de ayer puso en jaque las expectativas generadas por la llegada de la lluvia (que según el pronóstico continuarían hasta el martes): apenas cayeron un par de milímetros sobre el mediodía, muy lejos de los 20 que se esperaban. Paralelamente, la acción de los vientos combinada con cenizas de la quema de árboles y la proveniente del volcán chileno Puyehue impidió el trabajo de los aviones hidrantes.

El gobernador de Chubut, Martín Buzzi, que arribó por vía terrestre a El Hoyo, reiteró su compromiso para superar la emergencia y dar con los responsables del hecho. Anunció además que el Estado provincial se constituirá como querellante en la causa que se iniciará una vez que, como se presume, la policía confirme que el fuego comenzó de forma intencional.

EVACUACIONES

De los 86 evacuados, 51 pertenecen a la zona de El Hoyo, 10 al paraje El Pedregoso y 25 a las cercanías de Epuyén. Al cruzar el río del mismo nombre, el fuego disparó la alerta entre los habitantes de áreas rurales que se ubican en cercanías de esa pequeña localidad. Desde la tarde del sábado el incendio superó las tareas de control en los dos sectores activos, El Pedregoso y El Desemboque. En el primero de ellos el viento avanzó con múltiples focos secundarios ladera abajo hacia el río Epuyén y la ruta 40. En El Desemboque las condiciones favorecieron el cruce del fuego hacia el Norte, afectando el extremo sur del cerro Currumahuida.

En consecuencia, el fuego avanza en dirección a Epuyén por un lado y hacia Lago Puelo por el otro, ambas pequeñas poblaciones que viven principalmente del turismo y de producciones agroganaderas.

Las viviendas de las zonas afectadas están construidas con ladrillo en su base y madera en la parte superior, que es fácil presa del fuego.

Unos 400 brigadistas se encuentran afectados a la emergencia, entre los que también se cuentan bomberos de toda la provincia y personal de Defensa Civil. También han colaborado en las tareas brigadistas chilenos. Buzzi afirmó que se trabajará "en la recuperación de las viviendas perdidas, encauzando las necesidades y dando respuestas económicas a las familias afectadas"..