Argentina + 4 more

Informe de Situación R4V Cono Sur - Marzo 2020

Attachments

Situación

• El 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al brote de Coronavirus (COVID-19) como una pandemia. A fines de marzo, el número de personas infectadas en la subregión excedía las 1.000, con la mayoría de los casos presentes en Argentina. Para contener la propagación de la enfermedad, los gobiernos del Cono Sur implementaron una serie de medidas que incluyen el autoaislamiento y el cierre de fronteras.

• Debido a las medidas de autoaislamiento, muchos procedimientos de regularización se han suspendido, dejando a muchos refugiados y migrantes en situación irregular. Sin embargo, los gobiernos de la subregión han implementado medidas ejemplares para proteger los derechos de los refugiados y migrantes, como la extensión automática de las residencias (Argentina y Bolivia), el acceso al territorio para quienes necesitan protección internacional y buscan la reunificación familiar (Uruguay) y el registro remoto de solicitudes de asilo (Paraguay).

• Las consecuencias económicas de la pandemia de COVID-19 tienen un mayor impacto en los grupos más vulnerables, como los trabajadores informales. Los socios del Cono Sur han recibido varios informes de refugiados y migrantes de Venezuela que trabajan en el sector informal o que han sido despedidos de sus trabajos, dejándolos sin medios de ingreso y aumentando su vulnerabilidad.

• Se han reportado manifestaciones discriminatorias en la subregión, con algunos casos de refugiados y migrantes que son desalojados o rechazados en alojamientos por temor al contagio. Además, a algunos refugiados y migrantes de Venezuela les resulta difícil cumplir con los requisitos de cuarentena, ya que viven en condiciones de hacinamiento con sus familias enteras.