Angola + 1 more

Ignacio Carreras: "Las organizaciones de la sociedad civil son las que pueden ayudar ahora más eficazmente a las víctimas de las inundaciones de Mozambique"

Format
News and Press Release
Source
Posted
Originally published
El director general de INTERMÓN ha viajado a Mozambique y Angola para visitar los proyectos de emergencia y rehabilitación de la ONG
Donativos a través de la web

"Lo más impresionante de la situación de Mozambique", afirma Ignacio Carreras, director general de INTERMÓN, "es la extrema vulnerabilidad en que han quedado las víctimas de las inundaciones. Son más de 50.000 familias que han perdido no sólo sus casas, sino que han visto como las aguas arrasaban sus cosechas, su medio de vida, y se llevaban sus aperos de labranza y sus animales, que en África constituyen la capacidad de ahorro de las familias. Los campesinos te cuentan como vieron morir a sus familiares, a sus vecinos que intentaban salvar esas pocas pertenencias, o como ellos mismos estuvieron a punto de ahogarse en el intento". Por ello, para Carreras, que regresa hoy de un recorrido por los proyectos de emergencia en Mozambique de la ONG INTERMÓN -miembro español del grupo OXFAM INTERNACIONAL-, el gran reto para la ayuda internacional a aquel país es seguir apoyando a las víctimas cuando cesen las lluvias y llevar a cabo con eficacia las tareas de rehabilitación.

En Mozambique hay en estos momentos unas 650.000 per-sonas desplazadas por las inundaciones, de las que 400.000 se encuentran en campos de acogida, donde la provisión de alimentos y agua potable y las medidas de saneamiento han funcionado eficazmente, lo que ha evitado hasta ahora el brote de epidemias. Las lluvias de los =FAltimos días han abortado los intentos de muchas de estas personas de volver a sus pueblos, e incluso ha incrementado el n=FAmero de desplazados, pero también van a impedir, aunque se ha iniciado el reparto de semillas, que se pueda iniciar de inmediato la recuperación de cultivos de ciclo corto, esencial para reducir la dependencia de la ayuda externa y la vulnerabilidad de las familias.

"Habrá que construir casas para esas 50.000 familias que han perdido su hogar", afirma Ignacio Carreras, "pero también habrá que apoyar a un n=FAmero incluso superior que han perdido sus medios de subsistencia. Se trata de una pobla-ción esencialmente rural, que vivía diseminada en comunidades muy dispersas, que querrán volver a sus tierras una vez bajen las aguas, por lo que el reparto de ayuda sólo será eficaz si se cuenta con las organizaciones locales y las comunidades, con las que trabajamos desde hace años las ONG internacionales".

La buena coordinación entra las ONG, las agencias internacionales y las autoridades ha sido básica para que la ayuda esté llegando eficazmente, afirma Carreras, para quien es esencial que la conferencia de países donantes que se celebrará el próximo mes de abril en Roma recoja las demandas de la sociedad civil mozambiqueña. "Además de la recuperación de viviendas y cultivos, hay que dar prioridad a servicios esenciales como educación y salud, que han sufrido la destrucción de las aguas sobre su precariedad previa. En este sentido, es importante no olvidar que hay proyectos de desarrollo en marcha en provincias como Niassa o Cabo Delgado, al norte de Mozambique, no afectadas por las inundaciones pero extremadamente pobres y necesitadas de apoyo, y que no sería justo que se vieran reducir sus ayudas por la nueva situación". INTERMÓN está llevando a cabo varios proyectos de desarrollo educativo en las citadas provincias.

El control del destino y el buen uso de las ayudas internacionales y de los recursos liberados por la condonación de la deuda externa es, para Ignacio Carreras, una de las "responsabilidades que deben asumir las ONG internacionales y las organizaciones sociales de Mozambique", para que el esfuerzo de reconstrucción que hay que llevar a cabo en los próximos meses sirva "para reforzar a la sociedad civil mozambiqueña y aumentar sus posibilidades de desarrollo futuro".

En el mismo viaje, Ignacio Carreras ha visitado los proyectos de emergencia que INTERMÓN está desarrollando en Angola, en apoyo de la población desplazada por el conflicto bélico que vive el país. La guerra de Angola, que dura ya más de 20 años y ha provocado más de dos millones de desplazados sólo desde su recrudecimiento a principios de 1999, es una de las emergencias más graves y olvidadas del continente africano.