Informe de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2017

Report
from UN Department of Economic and Social Affairs
Published on 17 Jul 2017 View Original

Prólogo

Al adoptar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, los líderes del mundo resolvieron liberar a la humanidad de la pobreza, asegurar un planeta sano para las generaciones futuras y construir sociedades pacíficas e inclusivas como cimiento para garantizar vidas dignas para todos.

Este recorrido colectivo tiene el cometido principal de no dejar a nadie atrás. La Agenda 2030 es deliberadamente ambiciosa y trasformativa, con un conjunto de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible integrados e indivisibles, y metas que nos guíen. Es crucial que esta agenda universal aplique para todos los países; incluso los más ricos todavía tienen que garantizar plenamente los derechos de la mujer, conquistar las desigualdades o salvaguardar el medio ambiente.

La implementación ha comenzado, pero el reloj está corriendo. Este informe muestra que el ritmo del progreso en muchas áreas es mucho más lento de lo necesario para alcanzar los objetivos para el 2030.

Es necesario llevar a cabo acciones específicas para ayudar a las 767 millones de personas que todavía viven con 1.90 dólares por día o menos, y para garantizar la seguridad alimentaria para las 793 millones de personas que enfrentan el hambre cada día. Debemos duplicar el ritmo al que están disminuyendo las muertes maternas. Necesitamos un progreso más categórico en la energía sostenible y mayores inversiones en infraestructura sostenible. Y necesitamos poner la educación de calidad al alcance de todos; si todos los niños en los países de bajos ingresos completaran la enseñanza secundaria superior para 2030, el ingreso per cápita aumentaría en 75% para 2050 y podríamos avanzar una década entera en la lucha para eliminar la pobreza.

La desigualdad de género todavía está profundamente arraigada, como lo manifiesta el lento progreso en la representación de la mujer en la vida política, la adopción de decisiones en sus propios hogares y en la violencia que las mujeres y las niñas enfrentan en todas las sociedades y que demasiadas veces permanece impune. Los jóvenes continúan enfrentando tasas alarmantemente altas de desempleo, y sus voces todavía no se escuchan lo suficiente en las deliberaciones que afectan sus vidas y sus futuros.

Más de 2 mil millones de personas viven en países con estrés por la escasez de agua. Nueve de cada 10 habitantes urbanos viven en ciudades en las que la contaminación es un peligro para la salud. El calentamiento del planeta continúa sin tregua y ha establecido una nueva máxima de 1.1 grados centígrados por encima del período preindustrial, lo que contribuye a una mayor frecuencia de los incidentes meteorológicos extremos.

El desarrollo sostenible también depende fundamentalmente de defender los derechos humanos y asegurar la paz y la seguridad. No dejar a nadie atrás también significa disminuir las desigualdades dentro de los países y entre ellos, alcanzando a aquellos que están en mayor riesgo y afirmando nuestra resolución de evitar los conflictos y sostener la paz.

Este informe proporciona un panorama de nuestros esfuerzos hasta la fecha. Enfatiza que un liderazgo político de alto nivel y nuevas alianzas serán esenciales para mantener el impulso. También subrayan la necesidad de datos fiables, oportunos, accesibles y desglosados para medir el progreso, informar a quienes abordan las decisiones y garantizar que todos sean tenidos en cuenta.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible tiene la meta de mejorar las perspectivas de vida y futuro de todos, en todo el mundo. Junto con las resoluciones de "sostenimiento de la paz" adoptadas por la Asamblea General y el Consejo de Seguridad, el mundo ahora tiene en sus manos una guía de acción para disminuir la vulnerabilidad, mejorar la resiliencia y evitar conflictos armados. De hecho, el desarrollo sostenible e inclusivo es tanto un objetivo en sí mismo, como la mejor forma de prevención para el mundo.

Nuestro desafío ahora es generar acciones que den vida significativa y tangible a estas agendas. Llamo a los gobiernos y a las partes interesadas a reconocer las brechas que se han identificado en este informe, tanto en la implementación, el financiamiento como la voluntad política, y a unir fuerzas para hacer realidad esta visión y cumplir esta promesa. De mi parte, haré todo lo que esté a mi alcance para lograr que las Naciones Unidas sean más eficaces y eficientes de manera que puedan ofrecer un apoyo pleno y real a una agenda unificada. Juntos podremos lograr que todas las ambiciones transformativas de la Agenda 2030 se conviertan en realidad.

António GUTERRES
Secretario General de las Naciones Unidas