Fijan reglas para prevenir desastres

Report
from Redhum
Published on 28 Nov 2013 View Original

México, 28 de Noviembre 2013

Fuente: El Universal

Link Redhum: http://www.redhum.org/noticia_detail/40657

Link Bitly: http://bit.ly/1brTqKq

El gobierno federal elaboró ya las reglas de protección civil que deberán regir para prevenir desastres y las envió a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria para su análisis

El Reglamento de la Ley General de Protección Civil prohíbe la autorización del uso de suelo habitacional, comercial u otro, en zonas que pongan en riesgo a la población y contempla la obligación de los tres niveles de gobierno de realizar análisis de riesgo para la construcción de obra pública y asentamientos urbanos.

De acuerdo con el proyecto —elaborado por el gobierno federal y que el presidente Enrique Peña Nieto envió a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) para su análisis—, se incluyen otros candados como el que las autoridades deberán desarrollar un Programa Interno de Protección Civil.

Ese programa —de aplicación general y obligado cumplimiento— implica que todas las actividades, centros, establecimientos, espacios e instalaciones fijas y móviles de las dependencias, entidades, instituciones, organismos, industrias o empresas de los sectores público, privado y social deberán contar con planes de protección civil para enfrentar situaciones de emegencia en los siguientes criterios: “Aforo y ocupación; vulnerabilidad física; carga de fuego; cantidad de sustancias peligrosas; condiciones físicas de accesibilidad de los servicios de rescate y salvamento y tiempo de respuesta de los servicios de rescate y salvamento”.

También, posibilidad de efecto dominó y daños a terceros; condiciones del entorno y otras que pudieran contribuir a incrementar el riesgo”, dice el documento.

El programa debe estar por escrito y contener la identificación y evaluación de los riesgos, las acciones y medidas necesarias para su prevención y control, así como las medidas de autoprotección y otras acciones a adoptar en caso de siniestro, emergencia o desastre.

Prevenir desastres

En 2012 la Ley General de Protección Civil fue aprobada por el Congreso de la Unión y luego promulgada por el entonces presidente Felipe Calderón, pero carecía de su reglamentación.

El reglamento fue enviado el martes pasado al órgano regulador por el titular del Ejecutivo federal, dos meses después del embate de los fenómenos meteorológicos huracanes Ingrid y Manuel.

Los fenómenos naturales provocaron severos daños a la infraestructura nacional, pérdidas en cosechas, ganado, viviendas y dejaron un saldo de más de 150 personas fallecidas que vivían en zonas de alto riesgo donde —de acuerdo con Protección Civil de Gobernación— no debieron otorgarse permisos de construcción.

Así, se establece que para contribuir a los objetivos de la política pública de protección civil, las autoridades locales, en materia de asentamientos humanos, podrán considerar las siguientes acciones para aprobar planes o programas de desarrollo, desarrollo urbano, de ordenamiento ecológico o territorial: Realizar análisis de riesgo que contendrán datos sobre amenazas y peligros recopilados en los Atlas Nacional, Estatal y Municipales de Riesgos, estudios geotécnicos, geofísicos, hidrológicos, y todos aquellos necesarios para identificar los peligros naturales y antrópicos que pudieran generar riesgos de posible desastre.

Alertas contra peligros

En el documento se establece que la Coordinación Nacional de Protección Civil impulsará la creación del Sistema Nacional de Alertas que permita contar con información, “en tiempo real” para aumentar la seguridad de la población en situaciones de inminente peligro.

Para el desarrollo de los Sistemas de Alerta Temprana, la Coordinación Nacional promoverá que las autoridades de los tres órdenes de gobierno tomen en cuenta estudios y conocimientos previos del riesgo para el cual se hará el alertamiento, basado en información de los atlas nacional, estatales y municipales de riesgo.

Así como la evaluación de las características del fenómeno natural perturbador extremo, atípico o severo, tales como, intensidad, probabilidad de ocurrencia, vulnerabilidad, identificación de zonas geográficas y comunidades que eventualmente podrían verse afectadas.

Las dependencias, entidades federativas e instituciones que realicen el monitoreo de los fenómenos naturales que operen Sistemas de Alerta Temprana, deberán contemplar en sus presupuestos los recursos para garantizar su funcionamiento óptimo, así como la sostenibilidad de los mismos.

El reglamento entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación y la Coordinación Nacional de Protección Civil de Gobernación tiene 180 días para emitir loslineamientos generales del mismo.