Visita de evaluación a familias de comunidades indígenas del río Dubasa, asentadas en la comunidad de Santa Catalina de Catrú por desplazamiento masivo

Report
from UN Children's Fund
Published on 12 Jun 2014 View Original
  1. Antecedentes de la vulnerabilidad.

Según información preliminar, desde el 11 de mayo al menos 2.631 indígenas Embera de 27 comunidades del río Dubaza, en zona rural del municipio de Alto Baudó (Chocó), se desplazaron debido a combates entre miembros del ELN y el grupo armado pos desmovilización Autodefensas Gaitanistas. La población se encuentra albergada en la escuela y el colegio de la comunidad de Catrú Central. Adicionalmente, un número aún indeterminado de personas se habrían desplazado a Puerto Melúk -cabecera municipal de Medio Baudó.

En el departamento del Chocó, el pueblo indígena Embera, es una de los más afectados y vulnerables por el conflicto armado. La presencia permanente de grupos armados tiene un fuerte impacto en la vida y los territorios ancestrales indígenas. La existencia de cultivos ilícitos, las amenazas e intimidación y la regulación de la vida cotidiana, entre otras acciones violentas en la zona donde habita este pueblo indígena hacen que estas comunidades sean particularmente vulnerables y en ocasiones se encuentren confinadas.

Uno de los problemas más serios son las restricciones a la movilidad y circulación de personas, alimentos, medicamentos e insumos básicos, derivados del control territorial ejercido por parte de los grupos armados que presentes en la zona, y también impuestos por la Fuerza Pública, lo cual ha provocado una crisis alimentaria y de salud en estas comunidades.