Informe anual de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos: Situación de los derechos humanos en Colombia (A/HRC/25/19/Add.3)

Report
from UN Human Rights Council
Published on 24 Jan 2014 View Original

Consejo de Derechos Humanos
25º período de sesiones
Tema 2 de la agenda
Informe anual del Alto Comisionado de las Naciones Unidas
para los Derechos Humanos e informes de la Oficina del
Alto Comisionado y del Secretario General

Resumen

En el presente informe, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos felicita al Gobierno de Colombia por la determinación con la que trata de encontrar una solución negociada al conflicto armado interno y por las iniciativas que está llevando a cabo para cumplir sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos.

Muchas de las violaciones de los derechos humanos relacionadas con el conflicto armado interno podrán terminarse o reducirse considerablemente si los progresos realizados en las negociaciones de paz conducen a la elaboración de acuerdos de paz bien concebidos e implementados. El fin de las hostilidades también crearía una oportunidad única de abordar los derechos humanos de manera más amplia. La Alta Comisionada pone de manifiesto las dificultades que plantea el paso de una cultura de lucha contra la insurgencia a otra en la que los titulares y los garantes de derechos trabajen conjuntamente para resolver los desafíos de derechos humanos.

La Alta Comisionada analiza y recoge las lecciones aprendidas con respecto a las manifestaciones masivas que caracterizaron el año 2013. Celebra los avances positivos alcanzados en la esfera de los derechos de las víctimas, al tiempo que identifica las deficiencias y los problemas pendientes. También pone de relieve graves problemas de derechos humanos, como el intento de ampliar la jurisdicción penal militar y la situación de los defensores y defensoras de los derechos humanos y de quienes reclaman la restitución de sus tierras.

La Alta Comisionada concluye el informe recomendando que se siga trabajando para aumentar la colaboración con las autoridades nacionales y locales, las víctimas y la sociedad civil, así como entre ellas, con miras a mejorar la situación de los derechos humanos para todas las personas en Colombia.