Colombia: Situación humanitaria en frontera colombo-venezolana - Informe de situación No.12 (15/10/2015)

Destacados:

  • La cifra de colombianos deportados desde Venezuela a través de Norte de Santander, La Guajira, Arauca y Vichada, alcanza los 1.950 -al 14 de octubre.
  • Se mantienen cerrados los registros de población retornada, con un total de 22.342 retornados en Norte de Santander, La Guajira, Arauca y Vichada.
  • Se mantienen los cierres de pasos de frontera en los cuatro departamentos.
  • Tras el cierre total del registro oficial, persiste preocupación sobre las limitaciones para estimar cuantas personas afectadas por la crisis estarían llegando al país a través de cruces de frontera formales e informales, sus necesidades humanitarias y sus posibilidades para poder acceder a asistencia y acompañamiento.
  • Se mantiene activo solo el albergue Interferias en Cúcuta (Norte de Santander), donde permanecen 526 personas, hasta el 13 de octubre. En Arauquita (Arauca) se mantiene un alojamiento activo, con 14 personas albergadas.

Panorama de la situación

Desde el 19 de agosto, el Gobierno de Venezuela declaró el Estado de Excepción Constitucional en municipios del estado Táchira. Estas medidas se han extendido y permanecen vigentes en 23 municipios de los estados Táchira, Zulia y Apure, fronterizos con los departamentos colombianos de La Guajira, Norte de Santander, Arauca y Vichada. Se mantienen cerrados pasos fronterizos entre Colombia y Venezuela en los departamentos de Norte de Santander, La Guajira y Vichada.

Los registros oficiales de población retornada en Norte de Santander, La Guajira, Arauca y Vichada, se encuentran cerrados desde el 23 de septiembre, no obstante se siguen reportando casos individuales de deportación. Al 14 de octubre, al menos 1.950 colombianos han sido deportados. Considerando que el registro de retornados está siendo depurado, las cifras continúan variando ligeramente.

En Norte de Santander, 18.770 personas han sido incluidas en el Registro Único de Damnificados (RUD) administrado por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD). Hasta el cierre definitivo del registro1, solo el 9% de esta población se encontraba albergada o había retornado a su lugar de destino, mientras el 91% restante se encuentra alojado con redes de apoyo (autoalbergados). Hasta el 13 de octubre, 6.129 personas han pasado por los albergues temporales y 5.603 han salido de ellos. Se mantiene la preocupación sobre los posibles vacíos de atención para los autoalbergados, las familias receptoras, las personas que pasaron la frontera a través de pasos informales o quienes sigan llegando al país y no podrán ingresar al registro oficial.

Hasta el 13 de octubre, al menos 3.871 personas se han trasladado a lugares de destino en Colombia, con el apoyo de la OIM: 2.676 desde Norte de Santander, 1.065 desde La Guajira, 116 desde Arauca y 14 de Vichada. Adicionalmente, con apoyo de la UNGRD, 2.722 personas han sido trasladadas a sitios de destino desde Norte de Santander.

En La Guajira, se reporta un acumulado al 12 de octubre de 739 personas deportadas y 1.938 retornadas2, según cifras de Migración Colombia y ANSPE. Se mantiene preocupación por la falta de información sobre el número de personas que estarían entrando aún por pasos informales, quienes no accedieron al registro y rutas de atención. Se requiere atención inmediata a poblaciones afectadas por situaciones asociadas al cierre de frontera, incluyendo desabastecimiento de alimentos y afectación a medios de vida. Es fundamental que se mantenga la oferta institucional y presencia de instituciones municipales en el Puesto de Mando Unificado (PMU).

En Arauca, al 13 de octubre se reporta un acumulado oficial de 101 personas deportadas y 931 retornadas, no obstante según reportes locales el número total de retornados sería 1.441 personas aproximadamente3. Las capacidades municipales de respuesta han sido limitadas, las instituciones locales y departamentales no han tomado medidas de preparación y no se aplicó el principio de subsidiariedad en los tres niveles administrativos. Preocupa la ausencia de un sistema de registro para la personas que retornan voluntariamente tras el cierre del registro oficial, considerando además los múltiples pasos fronterizos informales donde no se cuenta con presencia institucional. En las comunidades receptoras, preocupa que el desabastecimiento de alimentos, la falta de medios de vidas formales y el aumento de precios de insumos básicos, puedan causar desplazamiento de algunas familias hacia los cascos urbanos o hacia otras zonas del país.

Hasta el 7 de octubre, 193 personas habían retornado a través de Vichada y se reporta una persona deportada. Aunque no se tienen cifras oficiales sobre nuevos retornos, fuentes comunitarias indican que más familias estarían arribando a Colombia a través de Vichada pero debido a la falta de opciones de respuesta en este departamento, se van directamente a otras zonas del país.

Según información preliminar, en el departamento de Magdalena se encuentran 360 personas (110 familias) incluyendo deportados y retornados, de las cuales sólo 16 familias están registradas. Esta población estaría recibiendo asistencia muy limitada por parte de entes territoriales.

En los departamentos afectados, 420 colombianos retornados indican haber iniciado un proceso de solicitud de asilo en Venezuela o haber sido reconocidos como refugiados, estos reportes están en proceso de verificación.

Considerando que se mantienen los cierres de frontera, Cancillería está preparando la ampliación del Decreto 1770 del 7 de septiembre de 2015 por el cual se declaró “el estado de emergencia económica, social y ecológica en parte del territorio nacional”, esto incluiría ampliación en el tiempo de validez del decreto y en el número de municipios cobijados por estas medidas.

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs:

To learn more about OCHA's activities, please visit http://unocha.org/.