Colombia: Pastrana entregará 2.134 viviendas a damnificados del terremoto

Report
from Government of Colombia
Published on 23 Jan 2002
Armenia, 23 de enero de 2002 (ANCOL).- El presidente Andrés Pastrana visitará desde mañana varios municipios del Quindío, para entregar obras ejecutadas por el Fondo para la Reconstrucción y Desarrollo Social del Eje Cafetero (Forec).
El Fondo, creado por el Gobierno Nacional para atender la reconstrucción de la zona afectada por un terremoto de 1999, entra en proceso de liquidación a partir del próximo 25 de enero, tras realizar inversiones por 1,6 billones de pesos.

El Jefe de Estado inaugurará proyectos de vivienda, centros de salud, la estación de bomberos y un complejo educativo.

Entre los proyectos de vivienda están El Cántaro y Cantarito, en La Tebaida --construidos con aportes del Gobierno Nacional y de los Estados Unidos--; la urbanización La Grecia y las ciudadelas Nueva Ciudad Milagro y Nuevo Amanecer.

Estos cinco proyectos representan 2.134 casas para igual n=FAmero de familias afectadas por el terremoto del 25 de enero de 1999.

En Armenia el Presidente inaugurará la estación de bomberos y el nuevo centro de salud Alfonso Correa Grillo y hará entrega del colegio Nuestra Señora de Belén.

En Calarcá pondrá en funcionamiento la sede del Centro Administrativo Municipal.

El viernes las familias beneficiarias de los programas manejados a través del Forec y los miembros de las Organizaciones Populares de Vivienda harán un homenaje al Mandatario. Este se realizará en la Plaza de Bolívar de Armenia.

En estos actos el Jefe de Estado resaltará la tarea que el Forec desarrolló durante tres años para atender la reconstrucción, luego del terremoto que le costó la vida a 1.148 personas y afectó a 116 mil viviendas, 645 establecimientos educativos y 49 entidades de salud, dentro de lo que fue catalogado como la peor tragedia de la historia reciente del país.

El Forec ha ganado el reconocimiento internacional por la estrategia utilizada de garantizar la transparencia en el uso de los recursos y permitir que los afectados participaran directamente de las decisiones sobre las ayudas que recibieron.

El modelo también ha involucrado directamente a la comunidad internacional, las organizaciones no gubernamentales, los gremios y la academia. Todos ellos participaron activamente en la recuperación y ejecución de obras físicas y sociales.

LA GUADUA: PROTAGONISTA DE LA RECONSTRUCCION DEL EJE CAFETERO

(Por Cesar Sabogal, enviado especial)

Armenia, 23 ene (ANCOL).- Hace tres años, y sin avisar, la tierra les quitó todo. Fue implacable, es verdad. Injusta y demoledora. Pero por encima de todo, la tierra es sabia.

La misma tierra que el 25 de enero de 1999 se llevó 1.148 vidas, 116 mil viviendas, 645 colegios y escuelas y 49 hospitales, les ha regalado, por siglos, a un protagonista de la reconstrucción: la guadua.

Este árbol que brota espontáneamente de la tierra en todos los rincones del Eje Cafetero y que hoy los grandes arquitectos del mundo comienzan a mirar con simpatía, ha estado presente, como protagonista, en los años posteriores a la tragedia.

Todos lo saben y por eso le hacen tributo.

Carolina es una entusiasta líder que hoy habita la urbanización El Cantarito, en el municipio de La Tebaida, construida con recursos otorgados por el Gobierno de los Estados Unidos, y que mañana visitará el presidente Andrés Pastrana durante su inspección a las obras de reconstrucción.

A Carolina, una cuyabra (quindiana) de expresivos ojos cafés y cabellos rubios, le tocó dormir durante los pasados tres años en un asentamiento temporal construido en guadua. La guadua ha protegido de la intemperie también a 26 mil familias durante todo ese lapso.

Por eso, tanto la casa de Carolina como el resto de construcciones de 55 metros cuadrados que conforman esta urbanización, tienen un hermoso antejardín construido en guadua.

Cuando terminamos las casas, nos dimos cuenta de que el diseño era muy bogotano. Pensamos y pensamos y llegamos a la conclusión de que el toque personal que necesitaban, para que se notara que eran nuestras, de esta región, era tener un antejardín en guadua y ya está, asegura orgullosa la muchacha.

Pero no fue sólo por vanidad. Gracias a los antejardines en esta madera, más de 200 personas víctimas del terremoto estuvieron ocupadas cortando, lijando, puliendo y lacando la guadua durante los =FAltimos tres años.

Pero la guadua no sólo fue vivienda. En guadua están construidas, por ejemplo, las instalaciones de los cinco colegios que reemplazaron a los que el terremoto tumbó en el municipio de Calarcá.

Tres mil estudiantes de los planteles Rafael Uribe Uribe, Segundo Henao, Matilde Buriticá, Angela Ortíz y San José continuaron aprendiendo, jugando, creciendo y soñando en sus colegios aunque sus aulas tradicionales ya no estuvieran en pie, en espacios que, como casas de muñecas, están construidas en guadua.

Aunque no hay cifras oficiales, los arquitectos y directores de obras dicen que esta industria de la guadua tomó un auge tal en el Eje Cafetero, que hoy emplea a cerca de 30 mil personas de la región y mueve cifras cercanas a los 70 mil millones de pesos anuales, cifra nada despreciable especialmente en los difíciles tiempos que vive la economía cafetera.

Con todo, la reconstrucción del Eje fue una labor posible gracias a los habitantes de la región, a los colombianos, al Gobierno, a los miembros de los organismos no gubernamentales, a la comunidad internacional y a los empréstitos de la banca multilateral, pero también a un protagonista silencioso que siempre ha estado aquí sirviendo como cimiento, apoyo y techo: la modesta guadua.

(fin/cs/rsv)

PLAN PADRINO INVIRTIO 6 MIL MILLONES DE PESOS EN EJE CAFETERO

Bogotá, ene 23 (ANCOL).- En tres años de trabajo, el Plan Padrino logró canalizar 6 mil millones de pesos para la construcción de 21 colegios, escuelas y jardines infantiles.

Liderado por la primera Dama de la Nación, Nohra Puyana de Pastrana, el Plan se dedicó a buscar recursos a nivel nacional e internacional para la reconstrucción, construcción y dotación de centros educativos p=FAblicos y privados afectados por el sismo de enero de 1999.

En el Eje Cafetero se invirtieron alrededor de 6 mil millones de pesos y hoy están funcionando colegios en Armenia, Calarcá, Circasia, La Tebaida, Quimbaya, Filandia, Salento, Montenegro, Córdoba y Pereira.

El programa ha contado con el apoyo de diferentes entidades como el Comité Regional de Cafeteros, el Fondo de Reconstrucción del Eje Cafetero (Forec), las alcaldías locales, la Gobernación del Quindío, y diversas organizaciones no gubernamentales, las cuales han aportado las interventorías, los diseños arquitectónicos y otras obras adicionales.

No obstante y seg=FAn la directora nacional del Plan Padrino, Diana Palacio, los más importantes en este proceso han sido los padrinos, quienes no sólo aportaron los recursos sino que tuvieron la oportunidad de asistir a la inauguración y entrega de los planteles.

Los 29 padrinos del Eje Cafetero son Comunidad Colombiana residente en Nueva York y Nueva Jersey, Royalco, Gobierno de Japón, Colegio Nueva Granada, Cámara de Comercio Colombo Americana, Embajada de Venezuela, Grupo Modelo S.A. de C.V. de México, Banco Ganadero, Unicef, Sindicato de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, Motorola, IBM, Giros y Divisas, Comcel, Jockey Club, Constructora Norberto Odebrecht, revista Hola de España, Asociación de Damas del Uruguay, Gun Club, Canal A, Colombiana Kimberly Colpapel, Asociación Ashinaga Ikueikai Rainbow House de Japón, Plaza de Las Ventas en Madrid (España), Comunidad Religiosa Franciscana, Banco Cafetero en Miami, Forecafé, Datuk Vinod Sekhar (empresa de Malasia), Forec y Obra Colombo Belga.

Palacio informó que el Plan Padrino se amplió al país: "El éxito del programa y la insistencia de los padrinos en llegar a sitios donde los niños no tuvieran educación, obligó a ampliar su cobertura".

Hoy ya hay colegios financiados a través de este programa en Pradera, Valle; Marinilla, Antioquia; Cartagena, Bolívar; Caloto, Cauca; Quibdó, Chocó; Tumaco, Nariño; Providencia, Archipiélago de San Andrés; Maicao, Guajira; Barrancabermeja, Santander; Bogotá, Cundinamarca; Arenal, Sur de Bolívar; Tumaco, Nariño, y Puerto Caicedo, Orito y Mocoa, en Putumayo.

(Fin/nv/rsv)

PLAN PADRINO: MAS QUE UN PROGRAMA ES UN SUEÑO HECHO REALIDAD

(Por Nancy Villescas)

Bogotá, ene 23 (ANCOL).- "Y si la gente tiene libros o cuadernos para donar, también los recibimos".

Así, palabras más, palabras menos, nació el Plan Padrino. La frase fue de la primera Dama de la Nación, Nohra Puyana de Pastrana, quien en ese momento --enero de 1999-- estaba convocando a todo el país a donar alimentos y frazadas para los damnificados del Eje Cafetero.

Su invitación en ese instante no fue atendida, pero ya estaba escrito que había que pensar en la educación de los niños de esa región. Como dice la sentencia de El Alquimista: "Cuando se desea algo con todo el corazón, el universo entero conspira para que los sueños se hagan realidad".

Así ocurrió.

De eso pueden dar fe las 7 mil familias cuyos hijos hoy estudian en los 18 colegios, escuelas y jardines infantiles construidos y dotados. Y todavía faltan tres por entregar.

Todo comenzó cuando, en febrero de 1999, en la Oficina de la Primera Dama se recibieron llamadas de gente que quería ayudar en programas más consolidados que permitieran aliviar el dolor de los niños damnificados.

Entonces se habló de conseguir padrinos cuyo apoyo se invertiría en arreglo, construcción o reconstrucción de colegios, escuelas y jardines infantiles afectados por el sismo.

No fue tanto como tronar los dedos y por arte de magia hacer aparecer los padrinos, pero sí tuvo algo de fascinación porque en el Plan Padrino creyeron todos los que lo conocieron: los colombianos residentes en el exterior, las multinacionales, las organizaciones mundiales, los países, los particulares y los niños de otras latitudes del mundo que también sufrieron el rigor de un terremoto.

En estos tres años, el Eje Cafetero ha recibido el apoyo de personalidades que los quindianos difícilmente olvidarán.

Como el embajador del Japón, Gunkatsu Kanu, quien literalmente se enamoró de la región y apadrinó la construcción de 7 colegios. O como el empresario Datuk Vinod Shekar, que vino desde Malasia, conmovido al presenciar a través de los medios de comunicación las historias de los damnificados.

En el Quindío también recordarán que en Japón hay una ciudad que se llama Kobe y que de allí llegó un grupo de adolescentes huérfanos --ellos también víctimas de terremoto-- con ayuda para su educación.

Los jóvenes de Kobe, al conocer la noticia del terremoto, salieron a las calles de su ciudad a pedir ayuda para los jóvenes colombianos, quienes "viven en un sitio llamado Eje Cafetero del que nosotros nunca hemos oído hablar pero que están sufriendo".

Son apenas tres historias. Entre el tintero quedan las de las damas diplomáticas, las organismos internacionales, las de los colombianos residentes en Estados Unidos, las de empresarios colombianos, en fin, las de 30 padrinos que creyeron en el Plan Padrino.

Para ellos lo mejor fue ver los sueños hechos realidad. Casi todos han viajado en estos tres =FAltimos años al Eje Cafetero a inaugurar las escuelas, en compañía de la Primera Dama de la Nación y de la Coordinadora Nacional del Programa, Diana Palacio.

Precisamente Diana Palacio describe así los resultados: "Se lograron canalizar ayudas en dinero y en especie por más de seis mil millones de pesos, destinados a proyectos de infraestructura y dotación escolar en el Eje Cafetero, los cuales benefician a cerca de 7.000 niños pertenecientes a 21 centros docentes".

Y si hay alguna duda de la rigurosa explicación, cualquiera puede ir a preguntar en Armenia, Calarcá, Circasia, La Tebaida, Quimbaya, Filandia, Salento, Montenegro, Córdoba y Pereira. Allí darán razón de los colegios del Plan Padrino.

El Alquimista tenía razón: los sueños sí se hacen realidad.

(Fin/nv/rsv)

TERMINA GESTION DEL FOREC

Armenia, ene 23 (ANCOL).- La fiduciaria La Previsora asumirá desde próximo sábado todos los compromisos del Fondo para la Reconstrucción del Eje Cafetero (Forec), que entra en liquidación.

El Fondo será cerrado definitivamente el 25 de julio.

Durante los tres años de existencia legal y jurídica, el Forec movilizó un billón 597 mil millones de pesos que fueron invertidos en la reconstrucción de esa región del país, asolada por un terremoto el 25 de enero de 1999.

El Forec debe definir antes del viernes las obras que las gerencias zonales deben contratar para facilitar la ejecución de 309 proyectos, los cuales están plenamente financiados.

El Fondo utilizó 32 gerencias zonales para administrar la reconstrucción de los 28 municipios afectados por el sismo.

Al finalizar su tarea el Forec, se liquidaron paulatinamente las gerencias, reduciéndose a cinco ONGs, que se encargarán de asumir la terminación de las obras.

Esas cinco gerencias que subsistirán son:

La Fundación Vida y Futuro, que tendrá a su cargo la responsabilidad de concluir las obras de reconstrucción que se ejecutan en Pereira, Dosquebradas, Santa Rosa de Cabal y Marsella.

Fundaempresa, que asume las obras que a=FAn quedan por concluir en Salento, Circasia, Filandia, Quimbaya y La Tebaida, municipios de Quindío.

La Cámara de Comercio de Armenia, que administrará la recuperación de Calarcá y el corregimiento de Barcelona, también en Quindío.

AVP-Cetec terminará las obras en Córdoba, Buenavista y Génova.

El Fondo de Solidaridad de Valle del Cauca concluirá su tarea en nueve municipios del norte del Valle: Caicedonia, Sevilla, La Victoria, Ulloa, Obando, Bolívar, Argelia, Alcalá y el corregimiento de Barragán.

Se ha convenido que entidades vinculadas a la reconstrucción del departamento de Quindío asuman responsabilidades que permitan finalizar la recuperación de la ciudad de Armenia.

Acodal supervisará la ampliación de redes del acueducto y los tanques de abastecimiento de agua.

La Fundación Restrepo Barco se encargará de terminar la construcción de La Brasilia, el barrio más afectado por el sismo.

La Gobernación de Quindío asumirá la temporalidad de alrededor de 4.000 familias que antes de mayo se trasladarán a su vivienda propia.

La Sociedad Colombiana de Arquitectos del Tolima concluirá su labor en el municipio de Roncesvalles, en ese departamento.

Una evidencia de la eficiencia del Fondo que entra en su etapa final, es el hecho de que los costos administrativos de la reconstrucción fueron apenas de 4,8 por ciento, porcentaje muy inferior al del resto del sector p=FAblico.

(Fin/cvp/rsv)

GOBIERNO INVIRTIO $1,5 BILLONES EN RECONSTRUIR 28 MUNICIPIOS

Armenia, ene 23 (ANCOL).- El Gobierno del presidente Andrés Pastrana invirtió en la reconstrucción de 28 municipios de cinco departamentos del Eje Cafetero un billón 597 mil millones de pesos.

Esta inversión llegó a la región a través del Fondo para la Reconstrucción del Eje Cafetero (Forec), que fue creado tras el terremoto del 25 de enero de 1999.

El 49 por ciento del presupuesto de inversión --$792.928 millones-- se destinó a 126.106 subsidios de vivienda para familias no propietarias y propietarias y para aquellas que vivían en zonas de alto riesgo o fueron reubicadas. A 31 de diciembre de 2001, el Forec tenía terminadas 110.018 soluciones habitacionales.

Del total de subsidios, 73.205 correspondían a reparación de vivienda, de las cuales se concluyeron 68.624 unidades.

Las viviendas por reconstruir o relocalizar eran 11.610. El Forec ejecutó 10.236 soluciones.

En alojamientos y asentamientos temporales había 26 mil familias, de las cuales 13.198 no eran propietarias y las restantes habitaban predios de alto riesgo.

De 13.709 viviendas situadas en zonas de alto riesgo, 7.304 fueron trasladadas a lugares seguros de la región.

De las familias que se encontraban en alojamientos temporales, hoy tienen casa segura y propia 9.352.

El Gobierno Nacional otorgó un subsidio por familia de 9,9 millones de pesos para no propietarios. Hoy esas familias tienen la seguridad de contar con casa propia en alguno de los 105 proyectos que se construyen en el Eje Cafetero.

Está previsto que en mayo próximo se entregue la =FAltima solución habitacional para esas familias, poniendo fin a la temporalidad.

En el sector rural se entregaron ya 14.502 viviendas de las 15.682 comprometidas en el proceso de reconstrucción.

El presidente Pastrana entregará mañana 2.134 nuevas soluciones de vivienda para igual n=FAmero de familias afectadas por el sismo de 1999.

(fin/cvp/rsv)

PARTICIPACION DE LA GENTE, EL GRAN LEGADO DEL FOREC

Bogotá, 23 ene (ANCOL).- Para más de 126 mil familias afectadas por el sismo del 25 de enero de 1999 en el Eje Cafetero, más que reconstruir sus viviendas, su trabajo comunitario representa hoy uno de los legados más importantes que dejó el Fondo para la Reconstrucción del Eje Cafetero (Forec).

Si bien los afectados por el sismo fueron el foco por parte de las entidades encargadas de la atención, se convirtieron en el centro de una experiencia por primera vez puesta en marcha en el país: que la comunidad accediera a lo p=FAblico para dejar de lado la burocracia que tradicionalmente entorpece el desarrollo social.

Una de las características más importantes del proceso de reconstrucción de la zona a través del Forec fue la generación de mecanismos para que la comunidad se organizara y reivindicara sus derechos jurídicos y sociales.

Las opciones de concertación pasaron desde el tipo de vivienda que les mejorara la calidad de vida, hasta por el tipo de obras comunitarias necesarias.

Para Everardo Murillo, director ejecutivo del Forec, esta experiencia es el mejor legado que el Fondo le dejó a la sociedad colombiana, porque se convirtió en ejemplo a seguir en materia de trabajo comunitario, y no sólo para los casos de atención de desastres.

La nueva forma de gestión que impulsó el Forec se basa en el trabajo de com=FAn acuerdo con la sociedad civil, representada en las ONGs de diversas corrientes que participaron en el proceso de reconstrucción.

"El Eje Cafetero siempre tendrá que ser mirado por Colombia en la construcción de los p=FAblico. Lo p=FAblico es de todos, lo p=FAblico es un colegio donde tienen que ver todos los ciudadanos, de todos los estratos. Aquí hubo más inclusión, con más participación comunitaria. Hubo más eficiencia y más integración de la sociedad civil con los entes p=FAblicos tradicionales", expresó.

Sobre las ONGs de diversas especialidades que se conformaron para atender el proceso de reconstrucción, Murillo consideró que le dejan al país una capacidad instalada para ofrecer el manejo de recursos p=FAblicos con eficiencia y transparencia en situaciones de paz, guerra o emergencia.

"Eso le da más confianza a la gente de que lo p=FAblico es de todos y que los recursos no se pierden", dijo.

El fortalecimiento del tejido social le representó al Gobierno inversiones por 33.359 millones de pesos que se ejecutaron en 417 proyectos.

Las labores se intensificaron en el mejoramiento de la participación ciudadana, la organización comunitaria, la convivencia, la atención primaria y la ampliación de los espacios de recreación.

El trabajo se dirigió especialmente hacia los alojamientos temporales que en estos tres años de gestión recibieron inversiones por 35.452 millones de pesos para el suministro de servicios p=FAblicos y mantenimiento.

En materia de atención en salud, a través del Forec se destinaron más de 29 mil millones de pesos para 100 mil personas de los niveles uno y dos del Sisbén, que convirtieron al departamento del Quindío en el de mayor afiliación al régimen subsidiado del país.

Con la ejecución del programa de atención en salud se obtuvo la cofinanciación de la seguridad social para más de 100 mil personas y se les garantizó la prestación de servicios a través del Plan Obligatorio de Salud Subsidiado.

Adicionalmente se contribuyó a la recuperación financiera de los hospitales p=FAblicos a través de la contratación de la prestación de servicios de salud con las adminsitradoras de régimen subsidiado. (Fin/aymm/rsv)