Colombia: Boletín Humanitario Mensual - Número 50 | 2016 Balance Primer Semestre

DESTACADOS

  • Cese al fuego unilateral y medidas de desescalamiento han tenido impacto positivo en indicadores humanitarios

  • ELN y grupos armados posdesmovilización continúan generando impacto humanitario

  • Disminución en la violencia letal y aumento de otras formas de intimidación y control social

  • Continúa la temporada de lluvias y hay un 55% de probabilidad que se desarrolle el Fenómeno de La Niña a finales de 2016

Situación humanitaria primer semestre

El cese al fuego unilateral y las medidas de desescalamiento anunciadas en el marco de las negociaciones entre el Gobierno colombiano y las FARC-EP continúan teniendo un impacto positivo en los indicadores humanitarios. Si bien esta disminución ha sido importante, se destaca que en el escenario persisten otros actores como el ELN y los grupos armados posdesmovilización que continúan generando afectaciones con impacto humanitario, tanto por acciones unilaterales como por enfrentamientos con otros actores.

En el primer semestre de 2016, se confirma la disminución significativa en los hechos de violencia letal, en particular ligada a las medidas de desescalamiento implementadas en el marco de las conversaciones de paz; al mismo tiempo, OCHA ha identificado un aumento de otras formas de intimidación y control social, como las amenazas, las restricciones a la movilidad y limitaciones al acceso a bienes y servicios básicos por causas relacionadas con la violencia armada.

Las amenazas son cada vez más utilizadas por los grupos armados y otros actores para generar zozobra e intimidar a la población. Defensores y defensoras de derechos humanos, líderes sociales, maestros, funcionarios públicos y organizaciones sociales y de mujeres son por lo general los principales afectados. El uso de panfletos, mensajes de texto y correos electrónicos son los medios más empleados para difundir estas amenazas que en algunos casos están dirigidas incluso a la población civil en general.

En cuanto a limitaciones a la movilidad y al acceso, el primer semestre fue marcado por dos paros armados decretados por el ELN (febrero) y las AGC/Clan del Golfo1 (marzo), que afectaron a más de 2.5 millones de personas en varios departamentos.

Estos escenarios plantean grandes desafíos en materia de monitoreo, presencia humanitaria y protección de civiles.

Si bien los desplazamientos masivos disminuyeron en un 20% frente al mismo periodo del año anterior, se destaca que las comunidades indígenas y afrocolombianas siguen siendo las más afectadas por estos hechos. Entre febrero y mayo de 2016, más de 5.000 personas de comunidades indígenas y afrocolombianas fueron desplazadas en Chocó, y más de 8.000 han sufrido limitaciones a la movilidad como consecuencia de los enfrentamientos entre el ELN y las AGC/Clan del Golfo, y a los operativos militares contra el ELN. En cuanto a los desplazamientos individuales, OCHA calcula con base en tendencias anteriores, una vez actualizado el Registro, el número de personas desplazadas durante los primeros seis meses del año ascendería a 89.392 desplazados, lo que indicaría una tendencia constante en el desplazamiento total (masivo e individual).

UN Office for the Coordination of Humanitarian Affairs:

To learn more about OCHA's activities, please visit http://unocha.org/.