Canadá impulsa el trabajo de comunidades desplazadas en la búsqueda de soluciones

Report
from UN High Commissioner for Refugees
Published on 18 Sep 2013 View Original

BOGOTÁ, Colombia, 18 de septiembre de 2013 (ACNUR) - En diálogo con una comunidad urbana en proceso de integración local y otra afrodescendiente retornada, la Directora General para los Programas de Desarrollo en las Américas de Canadá, Sra. Lise Filiatrault, tuvo la oportunidad de corroborar cómo estas dos poblaciones víctimas de desplazamiento forzado, en conjunto con las autoridades locales y la comunidad de acogida, están construyendo soluciones sostenibles para superar el desplazamiento y gozar plenamente de sus derechos ciudadanos.

La Sra. Filiatrault, en compañía de una delegación de la Embajada de Canadá en Colombia y de un equipo de trabajo de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados ACNUR, liderada por su nuevo Representante Felipe Camargo, visitó la vereda Granizal, ubicada en la zona rural de Medellín, Antioquia, y la comunidad de Tanguí, en el municipio de Medio Atrato en Chocó.

En estas dos comunidades, ACNUR, con el apoyo del Gobierno canadiense y de otros cooperantes internacionales, Entidades del Gobierno de Colombia y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD, impulsa el Programa Construyendo Soluciones Sostenibles desde 2012, el cual pretende fortalecer a las comunidades y autoridades locales y nacionales en la transición hacia soluciones para la población desplazada; a partir de estos procesos se busca apoyar el desarrollo de una política pública integral de soluciones con un enfoque comunitario y de protección.

El Programa, en el que participan cerca de 60.000 personas de manera directa, impulsa el trabajo en soluciones en medio de un contexto donde persisten los riesgos de protección para la población afectada por el conflicto armado y la violencia y donde siguen siendo vigentes las estrategias de prevención del desplazamiento.

“En la misión notamos cómo la participación activa de las comunidades asegurará que se desarrollen soluciones reales para la población desplazada en áreas clave como el acceso a los servicios básicos y las oportunidades económicas para mejorar las condiciones de vida de la población. Este Programa es un puente para la población desplazada: de una vida vulnerable y de incertidumbres, a una con oportunidades y estabilidad”, afirmó Tarik Khan, Director de Cooperación de la Embajada canadiense.

El Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio y Desarrollo de Canadá (MRECD) , el principal organismo del Gobierno canadiense para la cooperación internacional, se ha comprometido en el impulso a este proceso y, a través de la misión, pudo constatar cómo el proyecto pone en marcha una metodología que permite la acción articulada de la población afectada por el desplazamiento, las comunidades de acogida y las instituciones del Estado a nivel local en aras de la planeación e implementación participativa de procesos que permiten a las comunidades hacer el tránsito de la ayuda humanitaria hacia la consolidación de iniciativas de desarrollo comunitario. Esta articulación a nivel local se proyecta en el nivel nacional con la participación decidida de instituciones del gobierno nacional – Unidad de Víctimas, Departamento Nacional de Planeación, Agencia Presidencial para la Cooperación y Cancillería, como miembros activos del Comité Directivo del Programa –, lo que garantiza que las lecciones aprendidas de los procesos llevados a cabo en las 17 localizaciones donde se implementa Construyendo Soluciones Sostenibles enriquezcan la política pública en la materia.

Con el apoyo de Canadá, quien es el mayor donante del proyecto, y el impulso de ACNUR, las 17 comunidades, junto con sus autoridades locales, seguirán trabajando para consolidar esta propuesta de soluciones en aras de mejorar la calidad de vida de la población, proteger a las víctimas y sus derechos y fortalecer sus organizaciones comunitarias y entidades estatales.

ACNUR