Bolivia: Plan de reconstrucción en su primera etapa reactivará caminos afectados por desastres

Report
from Government of Bolivia
Published on 11 Apr 2007
La Paz, 11 abr (ABI).- El Plan Nacional de Reconstrucción y Rehabilitación reactivará los caminos que fueron afectados por los desastres naturales con la finalidad de mantener el flujo económico y comercial entre las regiones afectadas de Bolivia, informó hoy el director general de Prevención y Reconstrucción del Viceministerio de Defensa Civil, Julio Fernández.

Los expertos de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL) iniciaron los trabajos de evaluación de los daños ocasionados por desastres naturales asociados al fenómeno climático de El Niño.

"Debemos reactivar la infraestructura caminera, de tal modo que la actividad económica en el país no se detenga. De esta manera ya se había pensado en una etapa de reactivación en tres meses y que las obras de gran magnitud estén en nueve meses", manifestó Fernández.

Añadió que lo prioritario en esta primera etapa de reconstrucción es hacer que los caminos dañados por las inundaciones y otros eventos naturales queden completamente transitables, con el objetivo de que las familias afectadas no dependan en su sustento del Gobierno y coadyuven en la rehabilitación generando su propia actividad económica.

Los funcionarios de la CEPAL recorren los departamentos bolivianos más afectados por El Niño para conocer el impacto social y económico de las intensas lluvias, inundaciones, heladas y sequías que desde enero pasado azotaron a la nación andina-amazónica.

Además de las carreteras también se afrontará la reconstrucción de infraestructuras educativas, habitacionales y obras de mitigación contra los fenómenos naturales. Asimismo se tiene previsto que se incluirá a las personas sin trabajo de las regiones dañadas para que sean empleados a cambio de raciones alimenticias.

Por otro lado, Fernández explicó que se tiene mucho cuidado en no volver a reconstruir las edificaciones dañadas en los lugares de alto riesgo o que son recurrentes a sufrir las inclemencias del tiempo.

La misión de CEPAL prevé dar su informe el próximo 20 de abril y centrará su trabajo en la evaluación de los daños causados en la infraestructura vial, viviendas, medioambiente y sector agropecuario, y en los problemas presentados en la salud y la educación en las distintas regiones afectadas.

Durante los =FAltimos meses gran parte del territorio boliviano fue golpeado principalmente por inundaciones que dejaron un saldo de 56 fallecidos y ocho desaparecidos, además la lluvia y la sequía también ocasionaron graves daños y se han reportado un total de 114.674 familias damnificadas (más de 600.000 personas), seg=FAn datos de Defensa Civil.

fas/Rq ABI