En Santa Fe no cesan las inundaciones y hay familias evacuadas

Report
from La Nación
Published on 04 Jan 2017 View Original

Una decena de pueblos están anegados y el mal tiempo complica la vuelta al hogar de los afectados

José E. Bordón

SANTA FE.- Las lluvias no dan respiro al oeste y al sur santafecinos. Durante la madrugada de ayer precipitaron 160 milímetros en el centro-oeste, zona próxima al límite con Córdoba. La localidad de Ramona, departamento de Castellanos, 150 kilómetros al oeste de esta capital, se encuentra totalmente cubierta de agua.

El presidente comunal, Fabio Barbero, explicó que 20 familias debieron evacuar sus viviendas y se encuentran alojadas en el Salón Parroquial y en el Centro Cultural y Deportivo Ramona. "En sus viviendas había unos 50 centímetros de agua", señaló.

La lluvia de ayer se sumó a la de los últimos días del año, con lo cual la localidad recibió 310 milímetros en apenas una semana.

Otro problema que por el momento no tiene solución, dadas las características de los suelos y obras de canalización ejecutadas en Córdoba, es el ingreso continuo de grandes volúmenes hídricos hacia territorio santafecino. Por ese motivo, está inundado parte del radio urbano y miles de hectáreas destinadas a la producción granaria en la jurisdicción de Pueblo Marini.

"Nos está ingresando mucha agua de Córdoba por Pueblo Marini (localidad pegada a Ramona). Esta agua viene de Morteros y de Freyre. Es un momento difícil y raro porque no lo esperábamos. Hoy, la absorción es nula porque las napas (freáticas) están altísimas. Tenemos que comenzar a estudiar la cuenca para ver qué canales se necesitan para sacar el agua y evitar la guerra de pueblos", comentó el senador provincial por Castellanos, Alcides Calvo.

"Necesitamos una ayuda urgente del gobierno nacional para los tamberos. Preocupa la liquidación de los animales", agregó.

El panorama sigue complicado en Rafaela, cabecera de Castellanos, afectada el domingo último por un violento temporal que provocó voladuras de techos, la caída de un centenar de árboles y postes con cables conductores de electricidad. Hay aún 40 familias afectadas por el temporal, afirmó el secretario de Desarrollo Social de ese municipio, José Luis Rosetto.

El fenómeno meteorológico también afectó el Gran Rosario y zonas próximas al límite con Buenos Aires. Según la Dirección de Protección Civil de la provincia la lluvia superó a media tarde los 150 milímetros y hubo evacuados en algunos pueblos del departamento Constitución como Uranga y Villa Amelia. Las autoridades recomendaban no salir a las rutas y autopistas.

Fue otra jornada con complicaciones por las lluvias que cayeron sobre el sur de Santa Fe. El director provincial de Protección Civil, Marcos Escajadillo, indicó que el agua caída en el Gran Rosario, hasta el mediodía de ayer superaba los 150 milímetros y por eso había "varias localidades anegadas" y evacuados. En Coronel Domínguez el agua arrastró a una camioneta.

Según Escajadillo, "las localidades más complicadas son Uranga, Pavón Arriba, Villa Amelia, Álvarez y Acebal", desde donde las autoridades solicitaban "asistencia urgente". "En Villa Amelia nos pidieron un gomón para evacuar gente", confió el titular de Protección Civil de Santa Fe. Además, "se envian bolsas para cubrir las necesidades que nos están demandando", contó el funcionario.

Escajadillo describió que "los accesos a la autopista y a las distintas localidades están complicados y les recomendamos a los automovilistas que no salgan a la ruta".

Las precipitaciones afectaron a los departamentos Rosario, Constitución, Caseros y San Lorenzo fundamentalmente, que también fueron castigados por el temporal del último 26 de diciembre. En las inmediaciones de Coronel Domínguez una camioneta había sido arrastrada por la corriente y terminó volcada sobre la banquina.

Temporal en Uruguay

Un violento temporal afectó ayer gran parte de Uruguay, con 17 heridos, uno de gravedad, según informó el SAME del país vecino. Las ráfagas de viento superaron los 100 km/h en Montevideo y Canelones, donde cayeron árboles y hubo destrozos de construcciones. En Punta del Este se inundaron las ramblas Lorenzo Batlle Pacheco y Claudio Williman. El Ministerio del Interior informó que el 40% de las 1206 llamadas de emergencia recibidas entre las 11 y las 14.30 fueron por los daños que dejó el temporal. A la noche, las autoridades emitieron una advertencia naranja en 11 departamentos.